El budimo esencial

Posted on Actualizado enn

Budismo

El Buda histórico estaba interesado en encontrar un método para acabar con el sufrimiento.

Nunca fundó una religión. De hecho, se podría decir que Buda nunca fue budista, al igual que Jesucristo nunca fue católico.

Hay certeza histórica y científica sobre la existencia del Buda Gautama, originalmente llamado Siddharta Gautama y conocido después también como Śākyamuni o Tathāgata. Se sabe que provenía de la segunda casta hindú, la kṣatriya, compuesta de guerreros y nobles. No obstante, algunos estudiosos como Andreu Bareau afirman que no es posible saber con exactitud si era un príncipe o un noble.

La vida y enseñanzas de Gautama se transmitieron de manera oral hasta la primera compilación escrita del budismo, llamada el Canon Pāḷi, donde los hechos de su vida aparecen de manera dispersa. Pero no existirá una compilación biográfica completa hasta bastantes siglos después, siendo la más reconocida la del maestro y erudito indio Aśvaghoṣa que vivió en el siglo I de Nuestra Era.

Los relatos sobre la vida de Sidd ārtha están mezclados con mito, leyenda y simbolismo. Más allá de su simple interés biográfico, estas historias son vistas como una guía para la vida de sus seguidores, en la que los diferentes episodios clave constituyen metáforas de los procesos de crisis y búsqueda espiritual del ser humano. Además de la recopilación sobre su vida como Siddhārtha, existen también relatos sobre sus vidas previas llamadas jatakas. En estos relatos Buda aparece como un bodhisattva; alguien que atraviesa obstáculos a través de varias vidas en el camino hacia el Nirvāna. (Fuente de este párrafo en cursiva Wikipedia)

Buda creó una práctica, no una religión.

Hablaba de que era como un barco para cruzar el río. Luego una vez conseguido el paso, se dejaba.

En el budismo no se entra en la polémica. Todo pasa. Lo importante es verlo en presente y con ecuanimidad. Así se limpia.

En su búsqueda, Buda, halló las CUATRO NOBLES VERDADES:

  1. Existe el sufrimiento (Dukka).
  2. Este sufrimiento tiene unos orígenes (el apego: tanha y el deseo: upadaza).
  3. El sufrimiento cesa cuando cesa el deseo ciego y el apego.
  4. Existe un camino que lleva al final del sufrimiento: El Noble Sendero Óctuple.

Todo ello porque existen unas Leyes del universo:

1.- Todos los fenómenos son impermanentes.

2.- Al tener esta característica son incapaces de darnos satisfacción duradera.

3.- Además, no existe ninguna entidad separada, es decir, el concepto de vacuidad. Nosotros tampoco somos una entidad. Nuestro ego tiene la ilusión de serlo, nada más.

Buda mantenía que todos los seres somos capaces de iluminarnos.

El Noble Sendero Óctuple

Existen ocho elementos que acaban con el sufrimiento. Todos ellos están intrerelacionados.

Para ello se necesitan tres entrenamientos (sikkha):

Comportamiento (Sila).

  • Palabra adecuada: abstenerse de mentir y de charlas vanas.
  • Acción adecuada: no robar, matar ni mantener conductas sexuales inadecuadas.
  • Sustenatamietno adecuado: ganarse la vida por los medios correctos.

Concentración (Samadhi).

  • Esfuerzo adecuado. Alejarse de lo perjudicial y acercarse a lo provechoso.
  • Atención adecuada. Atender al aquí y ahora, al cuerpo, las sensaciones, la mente y la verdad.
  • Concentración adecuada. Una concentración que no sea forzada, que viene de la mente limpia, clara, firme, flexible, amable, alegre y pronta a investigar.

Sabiduría (panna).

  • Visión y compresión adecuadas del sufrimiento y del camino.
  • La intención adecuada: buena voluntad, renuncia alo perjudicial.

Se encuadran en lo que Buda llamó: El Camino del Medio. Algo alejado de la indulgencia de los placeres y de la mortificación ascética.

Para llegar al Nirvana (sánscrito) o Nibbana (pali) hay una serie de obstrucciones mentales que nos impiden mantener la atención en el aquí y en el ahora.

Todas nuestras acciones (kamma o karma) acciones, dejan un depósito, una pequeña huella que actúa con fuerza activa y condicionante. A esto se le llama sankhara.

Las intenciones con las que llevamos a cabos estas acciones se pueden dividir en positivas o negativas. Ambas dejan un sankhara.

Habría que llegar a la no intencionalidad en las acciones para que esa huella no se quedara grabadas.

La acumulación de esos sankaras, crea tendencias, hábitos, maneras de comportarnos.

Los sankharas se acumulan en siete contenedores llamados anusaya:

  • Deseo sensual
  • Rencor
  • Opiniones especulativas
  • Dudas
  • Vanidad
  • Deseo de existir
  • Ignorancia.

De ellos botan tres tipos de obstrucciones mentales:

1.- Asava: cuando se desbordan porque están demasiado llenos.

2.- Kilesa: cuando la atención es capturada por un objeto sensorial o mental. Existen tres tipos:

  1. Avidez y deseo (lobha).
  2. Odio, ira, negatividad (dosa).
  3. Ilusiones, ensoñaciones, confusión, miedos, envidias, esperanzas vanas, preocupaciones (moha).

Los kilesa son muy intensos. Una vez la mente atrapada en ellos, no se libra con facilidad.

3.- Los nivarana que se manifiestan sin necesidad de contacto con las emociones:

–          Deseo sexual

–          aversión, negatividad, mal humor.

–          Languidez, somnolencia, falta de energía.

–          Agitación, inquietud, exceso de energía.

–          Duda.

La manera de librarse de ellos es observarlos sin identificarnos. Con paciencia y manteniendo la ecuanimidad para no crear nuevos sankharas.

Hay que aceptar su presencia. Con ecuanimidad (Igualdad y constancia de ánimo.Imparcialidad de juicio. Fuente: Rae) Estando seguros de que no tienen nada que ver con nosotros.

Para ello ayuda la concentración. Teniendo en cuenta que la mente percibe por contraste, cuando algo se mueve, por cambio, porque hay algo distinto.

Existen tres tipos de concentración:

  • Abierta. La mentes no va sino recepciona lo que le llega. Recibe.
  • Capturada: En la que no somos concientes de lo que estamos observando. Es ese estado en el que a menudo se nos producen sobresaltos cuando nos llega un estímulo exterior.
  • Centrada: Abierta pero concentrad en un objeto.

La concertación cuando se fuera es un acto del ego. Produce frustración y dolor de cabeza.

Los cinco entrenamientos que ayudan a conseguir el avance:

  1. No matar seres vivos.
  2. Abstenerse de coger lo que no ha sido dado libremente.
  3. Abstenerse de conductas sexuales inadecuadas.
  4. Abstenerse de hablar falsa e inútilmente.
  5. Abstenerse de tomar sustancias intoxicantes y que provocan la falta de atención y negligencia.

Los cinco agregados. El ser humano es una “agregación” de cinco elementos.

Estos agregados o agrupación de dahrmas se llaman skandha (en idioma sánscrito) y canda (en pāḷí)

En la tradición budista theravāda, el sufrimiento aparece cuando la persona se identifica o apega a un agregado. Por lo tanto, el sufrimiento se extinguiría al deshacer los apegos a los agregados. La tradición budista Mahayana agrega que la libertad espiritual se alcanza al penetrar profundamente en la naturaleza vacía de todos los agregados. Fuera de los conceptos didácticos budistas, skandhasignifica ‘fardo, montón, masa, tronco de árbol.

  • Forma y cuerpo (rūpa): incluye no solo el cuerpo en sí, sino además la propia imagen que la persona se hace de éste.
  • Sentimientos y sensaciones (vedanā): son los datos (o información pura) que se reciben a través de los cinco sentidos y también a través de la mente. Pueden ser agradables, dolorosos o neutros.
  • Percepción y memoria (en sánscrito sangñā, en pāi saññā): es el registro que se hace de esos estímulos sensoriales puros que la persona convierte en objetos reconocibles y distinguibles. Los pensamientos e ideas también se consideran objetos.
  • Estados mentales (en sánscrito samskāra, en pāi sankhāra): ‘confección, creación, formación, hacer’. Son los ‘impulsos de la voluntad’. Es la construcción de la representación o de la experiencia subjetiva del objeto percibido.
  • Conciencia (en sánscrito vigñāna, en pāi viññāna). Es un acto de atención o respuesta de la mente en el que el conocimiento del objeto se hace consciente en nosotros. La conciencia desaparece y resurge cambiada de un instante a otro y actúa de manera discriminatoria y parcial. Existe un aferramiento a lo percibido como deseable, un rechazo contra lo no-deseable e indiferencia a lo neutro. Este constante movimiento genera insatisfacción o sufrimiento al no poder controlar cómo esos objetos percibidos aparecerán.

Todos los cinco agregados son impermanentes e inestables. Por eso en ninguno de ellos se podrá encontrar la esencia del ser o del yo. El entrenamiento budista busca conseguir que el practicante llegue a darse cuenta de manera constante cómo opera este proceso. Esto constituye un cultivo (bhavana) de la mente del seguidor. (Fuente de estos párrafos en cursiva: Wikipedia)

Las tres joyas (Triratna)

Para llevar todo esto a cabo) los budistas toma refugio en las ‘Tres JoyasLos Tres Refugios o Los tres tesoros, siendo este acto lo que lo define como tal. Este refugio viene a significar que una vez la persona ha comprendido el sentido de liberación que subyace en el camino del Dharma, tomará refugio mientras dure su vida en:

  1. Buda: naturaleza bodhi, nirvana o despertar.
  2. Dharma: el budismo, la enseñanza de budas.
  3. Sangha. la comunidad de budistas.

Las últimas palabras de Buda hacia los Bhikkus (renunciantes) fueron:

Cuidado Bhikkus.

Os advierto lo siguiente:

todo lo condicionado se desintegra,

estad siempre cuidadosamente atentos, vigilantes.

Estas son las palabras del Tathagata (Buda en Pali).

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s