Noticias importanets para el cambio. Sentados en el fuego. II parte.

Posted on

Trabajo de procesos

Resumen del libro “Sentados en el fuego” de Arnold Mindell.

II parte. Capítulos 4,5, 6 y 7

Capítulo 4

Poder y prejuicios en las relaciones personales64443_563854070330679_1427925714_n

El rango espiritual se halla en la cercanía de lo inefable.

El uso inconsciente del rango espiritual puede causar problemas en las relaciones personales.

Lo más probable, es que si tienes el don de la ecuanimidad, parezcas distante, porque las dobles señales que proceden de tu rango espiritual les dan la impresión de que tú no sufres como los demás.

No puedes desprenderte de tu rango

Puedes utilizar de manera consciente tu rango para beneficio de los otros o puedes olvidarte de él y confundir y abusar de los que tienes alrededor considerándolos inferiores a ti.

El uso inconsciente del rango se muestra e la tendencia a marginar los problemas delos demás.

Víctima y agresor: todo el mundo es ambas cosas.

El ser interior es indivisible del mundo.

El ser interior, relaciones y mundo, son aspectos del mismo proceso comunitario. El trabajo interior tiene que ver tanto con las acciones personales como con la acción política. Conceptos, por ejemplo, como masculino y femenino son más políticos que psicológicos.

Destapando los sentimientos

En el trabajo global no nos gusta la corrección política. En su lugar preferimos destapar los sentimientos.

Sacar los fantasmas.

Sacar a relucir el contenido oculto de nuestras relaciones es una manera de trabajar en los problemas del mundo.

Saca los fantasmas. Crea comunidad.

Me doy cuenta que debo la mayor parte de mi conciencia social a la gente que tiene menos rango. Mi conciencia estaría aletargada son su provocación, consejo y amor.

El proceso es misterio.Bn_3EYdCQAAZMq4

Al explorar los problemas de poder en las relaciones personales y en los grupos el facilitador se adentra en lo desconocido.

Para seguir el proceso individual o de grupo, necesitará bastante fortaleza y poder y deberás ser consiente de todos tus diferentes rangos.

Tolera los momentos de temor y caos. Invita a participar a todos los fantasmas. Inténtalo. Muestra tu trabajo interior, habla de tus poderes, úsalos para echar luz en tus prejuicios y descubre qué ha preparado la naturaleza después

Descubre tus privilegios: las siguientes preguntas están especialmente diseñadas para las personas que se acercan por primera vez a las ideas de rango y privilegios.

  1. ¿A qué grupo étnico perteneces?
  2. ¿De qué privilegios legales o ventajas careces por tu identidad?
  3. ¿Qué privilegios están relacionados con tu identidad?
  4. Celebra tus privilegios en tu mente y con tus amigos.
  5. Recuerda tus privilegios psicológicos.
  6. ¿Y tus privilegios  espirituales?
  7. ¿Cómo estás usando tus privilegios más poderosos?
  8. ¿Qué tensiones y problemas se dan en tu grupo local?
  9. Imagina que utilizas tu rango y privilegios para cambiar relacione personales, tu comunidad, nuestro mundo.

Capítulo 5

Revancha y trasformación cultural

La necesidad de revancha.

Cada vez que, como facilitadores, sugerimos que sabemos algo que otros no saben, actuamos como maestrillos que se creen por encima del resto: el rusto del rango provoca revancha.

El terrorismo no es sólo una actividad política, sino una interacción de grupo, más común delos que imaginamos aunque nos pase desapercibida, basada en la sensación de estar siendo tratada injustamente.

Los psicólogos apenas comienzan ahora a comprender las consecuencias de la humillación y el abuso. Los facilitadores políticos y de grupo saben muy poco o nada de ambas cosas.

En otras palabras, la violencia sucede, en parte, porque los oprimidos no se pueden defender a sí mismos del uso intencional y oculto que la mayoría social hace sus privilegios.

El deseo de revancha es una forma de espiritualidad, una clase de poder espiritual que busca contrarrestar la injusticia social.

La gente que ha sufrido abusos solo tiene dos opciones: o los soportan en silencio o se convierten en agresores.

Pasividad: la primera señal de venganza.unnamed

La venganza comienza con la rabia contenida. A partir de ahí puede crecer hasta instigar a la revolución.

El deseo de venganza se esconce en dobles señales porque tenemos miedo al daño que podemos recibir de alguien más poderosos que nosotros. Para protegernos de las represarías, separamos la rabia que llevamos dentro y tratamos de actuar como si no existiera.

La primera señal del deseo de venganza suele ser la pasividad: incredulidad, pena, retraimiento, ansiedad o aturdimiento. Es importante notar estos síntomas iniciales, porque terminan inevitablemente activando el ciclo del impulso taliónico: venganza por venganza.

En sus primeas fases, el deseo de venganza se manifiesta d manera sutil: arrastrar los pies, llegar tare al trabajo, evitar la conversación, estar ausente, ponerse en huelga, no reaccionar cuando se habla, ponerse furiosos, desesperado o saltar en lágrimas. La depresión y el mal humos pueden ser formas de vengarse de otros o hacerles sentirse culpables.

La comunidad a través del odio o del amor

La venganza no sería necesaria si todos fuésemos conscientes de nuestro rango e hiciésemos un uso más sabio del poder social. La venganza es, en sí misma, un extraño poder contra el que n se pueden defender los privilegiados.

Las personas que son objeto de ataque por venganza se consideran a si mismas inocentes, lo que todavía enfurece más a los marginados.

Nuestro sistema de justicia es simplemente otra forma de inconsciencia.

El comportamiento antisocial es una consecuencia del contexto social en el que tiene lugar.

Manejando los momentos álgidos.

La amenaza provoca otra amenaza; el insulto lleva al insulto. Las reacciones simétricas como amenazas y contra amenazas son momentos difíciles en los procesos de grupo, porque puede llevar a una reacción en cadena y acabar en agresiones.

Un buen facilitador se pregunta ¿qué hay detrás dela rabia?

Lo que los éderes o facilitadores puedan decir no es tan importante como su deseo de promover la comprensión.

Las posibilidades partir de que se dan estos momentos, son ignorarlos y dejar que se agrave el flujo dela comunicación, lo que sería recrear los dañinos modelos dela vida cotidiana. O centrarse en una parte demasiado tiempo, lo que puede avergonzar a la persona aludida.

El deseo de venganza presente la política exterior

La violencia no se detendrá hasta que tú y yo no estemos dispuestos a trabajar sobre ello. Lo que implica interrumpir nuestras vidas privadas para incluir una mayor conciencia de la agonía de los oprimidos.

Pensaba en un proceso de facilitación que me conocía bien a mí mismo, peor me vi de pronto perdiendo los papeles, acuciado por el deseo de vengarme, no solo por lo que injustamente les sucede a otros, sino por lo que me había sucedido am i mismo cuando era niño.

Ahora sé que la furia que acompaña a la venganza es tan solo el comienzo de un importante proceso. Es una de las muchas fuerzas que pueden conducirnos hacia la trasformación cultural.

Ejercicio para aumentar la conciencia sobre el deseo de venganza

Los trabajadores globales que quieren sentir, percibir, enfrentarse al deseo de venganza de los otros, han de trabajar primero en sus propias tendencias a tomar represarías. Las siguientes cuestiones te ayudarán a reflexionar sobre tu propio deseo de venganza:

  1. Piensa en un conflicto de larga duración que has tenido con una persona o grupo ¿recuerdas algún momento de enfado, rabia o dese de venganza?
    Qué rol jugó el uso inconsciente o consciente del rango social, psicológico o espiritual de la(s) otra(s) persona(s) en tu deseo de venganza? ¿Qué clase de rango tenían? ¿Cómo lo utilizaron¿¿Hasta qué punto su rango estaba oculto y resultaba difícil defenderse de él? ¿Se comportaron como dictadores o totalitarios?
  2. ¿Quieres hacerle daño físico o psicológico? ¿te pones a hablar mal de ellos cuando estás con otras personas? ¿Piensas que tu deseo d venganza se debe solo a lo que te han hecho esas personas o se debe también a algún abuso recibido en el pasado contra el que tampoco pudiste defenderte?
  3. Considera si tu deseo de venganza prolonga el conflicto.
  4. Imagina que el conflicto que estás recordando comienza de nuevo hoy. Imagina que tienes el valor suficiente para notar tu propio rango y el de los demás, que pasas más tiempo abrazando tu deseo de venganza y que vas más allá de él, profundizando en él.

Capítulo 6.

Abrazando al terrorista

Todo el mundo tiene miedo a los fantasmas. En un grupo un rol fantasma es algo que sentimos peor que no podemos ver.

El terrorista combate por la libertad y la justicia, enfrentándose a otro rol, el rol del poder social y la dominación colectiva. Por eso el terrorista es un rol fantasma potencial en todo grupo.

Gobiernos y todo tipo de organizaciones tratan de reprimir el terrorismo. A las reglas del Orden de Robert, conjunto de modernas técnicas de desarrollo organizativo que recompensan a los que dicen sí a la dirección, se utilizan para mantener a raya al terrorista.

El terrorista es un espíritu de la época, una figura que surge cuando la inercia de la mayoría bloquea un cambio cultural necesario. El terrorista se convierte en un rol fantasma.

Terrorismo hay mucho que decir.

Mi definición de terrorismo incluye también los actos de venganza que se dan en los procesos de grupo que causan dolor o daño psicológico a algunas personas.

El terrorismo no es un fenómeno aislado a la esfera internacional.

Desde el momento en que en un grupo alguien dice: “o hacéis lo que yo digo yo o me largo” todo el grupo está amenazado de muerte por la presión del “terrorista”. El problema del terrorismo no se resuelve solo en el nivel internacional Se tiene que tratar en los niveles más bajos, en la familia, en la escuela, en la iglesia, en las organizaciones locales y el gobierno local.

Despatologizar el terrorismo

Algunos terapeutas califican la inclinación hacia el terrorismo de “desorden narcisista”. La rebeldía se suele considerar como una evidencia dela “paranoia”.

El terrorista surge en todos nosotros cuando nos sentimos no escuchados o incapaces de protegernos de situaciones opresivas, creadas por personas o grupos que son demasiado grandes o demasiado poderosos como para luchar contra ellos “limpiamente”.

Fantasmas en guerra

Los países democráticos declaran abiertamente que todas las personas como iguales. Sin embargo rechazan a los terroristas e ignoran los asuntos de desesperación depresión y rabia que afectan a importantes minorías. Las señales ocultas de quienes ostentan el poder vienen a decir. No quiero saber nada de tui. Tú y los problemas no sois importantes. Aléjate de mí con tus historias”.

El foro más importante es tu propio corazón. Como facilitador y como ser humano has de aprender a escuchar tu corazón.

Al igual que el rango, el terrorismo puede ser una droga

Querer cambiar el mundo puede llevarnos a utilizar cualquier tipo de poder.

Signos de terrorismo:

  • Necesidad de poder
  • Desesperación
  • Temeridad
  • Lealtad
  • Adicción
  • Protección contra las represalias
  • Condena al grupo
  • Autodestrucción
  • Inconciencia del poder.

Los terroristas pueden cambiar

Los terroristas se tata de hombres y mujeres con historias que hablan del sufrimiento de sus familias y la necesidad de venganza.

La gente que se ha hecho adicta a la violencia con el fin de corregir la injusticia es mas flexible al cambio que lo medios de comunicación nos hacen creer. Pueden cambiar enseguida. Todo el mundo puede cambiar, incluso aquellos que como miembros de la mayoría dominante se encuentran tercamente inconscientes de su poder. Siempre que se trate de personas, el cambio es posible.

Las personas podemos sufrirá trasformaciones que nos lleven a la búsqueda de un mundo más sustentable.

Pan y respeto: los objetivos fundamentales del terrorista

Los objetivos fundamentales de la gente socialmente marginada que recurre a la violencia con pan (lograr cierta seguridad económica), libertad y respeto necesario para vivir.

Ayudar a la mayoría a comprender

Puesto que los terroristas no suelen ser conscientes del daño que causan, acusarles de ello no sirve de nada. De hecho esperar que comprendan el dolor de otros hará todavía más difícil el problema, pues una comprensión así solo se puede exigir entre los grupos con el mismo poder social.

Recuerda los abusos que tú mismo sufriste en el pasado. Piensa en como la corriente mayoritaria presiona para que te comportes como una persona normal. Ahora piensa en cómo debe sentirse la gente que no está dentro de la mayoría.

Para comprender la rabia es necesario recordar la historia

La gente no se vuelve más inflexible, abusiva o fundamentalista por arte de magia. Las personas y los grupos se comporta de manera abusiva como reflejo de los abusos que han sufrido en el pasado.

Capítulo 7

Comprender mejor tu propia psicología te convertirá en un facilitador más efectivo al ayudarte a ser más sensible a los demás mantener la calma y no exaltarte cuando recibas ataques, mantener ecuanimidad y proporcionar al grupo sentimientos de seguridad cuando este busque tu protección en los momentos difíciles.

Los abusos pasados tienen consecuencias directas en la salud de las personas. El dolor reprimido del pasado hace más difícil expresar el dolor del presente. Para compensar, las personas se hacen emocionalmente duras, trabajan en exceso o viven con cierta desesperación

El primer paso: luchar contra el miedo y el bloqueo emocional

Casi todas las personas que viven o trabajan en lugar conflictivo sufren abusos por lámala situación general.

Muchos de nosotros hemos crecido sin una “zona de seguridad”, un lugar al que acudir que esté libre de conflictos. Nos hemos vuelto amargados, reprimidos o emocionalmente insensibles. Nos convertimos en terroristas potenciales.

Como trabajador global, casi por definición, estás en proceso de ocuparte de la opresión social y personal. S no fura así, no estarías suficientemente interesado en la opresión como para querer ser un facilitador. De la misma manera que muchos psicoterapeutas tienen heridas que son fuente de creación para los otros. Conocer tu propio dolor y sufrimiento es una preparación inevitable para cambiar el mundo quizá la mejor.

El trabajo interior comienza por aprender a ser consciente de cuándo lo necesitas.

Cuando te atacan, bloqueas tus emociones para protegerte a ti mismo de un dolor que puede ser mayor. Los atacantes, a su vez, también pueden estar emocionalmente bloqueados por abusos pasados, incapaces de mostrar su sensibilidad por nadie. La misma parálisis emocional que te ha podido ayudar a superar un ataque simplemente no sintiéndolo, sirve para propagar el abuso al obligarte a cerrar os ojos ante el ataque. Inconscientemente contribuyes a propagar el terrorismo no a enfrentarte a él.

Cuando sientes miedo o un bloqueo emocional permanece despierto. Indaga en tus sentimientos. Pregúntale ¿cuánto de lo que me pasa se debe a otro y cuánto está dentro de mi?

No podemos soportar el conflicto durante mucho tiempo, tratamos de protegernos de él calificando a los demás como “malos”. No nos preocupamos de conocer la naturaleza individual de las personas que odiamos.

El trabajo del facilitador es permanecer sensible a todo el mundo, establecer distinciones y ayudar a las personas a afinar más sus comentarios para que reflejen con mayor precisión sus verdaderos sentimientos.

Abuso y estrés postraumático

Muchas personas que han sufrido traumar importantes presentan síntomas como ansiedad, irritación o depresión, se conoce como desorden por estrés postraumático.

Cualquier situación que te haga recordar problemas que en el pasado no pudiste resolver te puede sacar de la amnesia con la que te proteges del dolor y llevarte a un estado de depresión y ansiedad.

El punto de vista psiquiátrico del abuso.

La psiquiatría minimiza el terrorismo, al considerar un problema interno y no el resultado de la injusticia social, y tampoco se extiende mucho sobre los aspectos sociales del abuso.

Hasta ahora ninguna terapia ha ayudado a las persona ha hacer un doble trabajo interno y externo, que les permita enfrentar al mundo real y colaborar activamente en la disminución de abusos futuros.

Olvida res una manera de crear insensibilidad hacia el propio dolor y bloquear a la persona en su lucha activa `por evitar que se repita. Olvidar es una manera de favorecer el abuso en todas sus formas: violación, maltratos, acoso, racismo, abusos por edad, sexismo, homofobia entre otros.

Una definición de abuso

Defino como abuso el uso injusto del poder físico, psicológico o social contra otras personas que son incapaces de defenderse por sí mismas, simplemente porque ellas no tienen tanto poder físico, psicológico o social.

Aspectos culturales del abuso

  • ¿Qué fuerzas sociales están presentes?
  • ¿Cuál es el punto de vista cultural dominante en las relaciones personales?
  • ¿Cuál es el estado psicológico de las personas involucradas?

La opresión interna

Cuando no puedes protegerte de un abuso abierto, encubierto o institucional, internalizas inconscientemente a tus atacantes, aceptas su estoy aceptas sus críticas. Poco a poco te sientes empequeñecido, te vuelves opresivo contigo mismo y termina por sentirte inútil y despreciable sin saber por qué.

El abuso continuado produce:

  • Ansiedad ante posibles daños futuros.
  • Recuerdos so sueños recurrentes sobre sucesos peligrosos.
  • Sensación de aislamiento personal.
  • Sueño perturbado y pérdida de la concentración.
  • Comportamiento agresivo y desahogo emocional.
  • Sentimiento permanente de vergüenza y culpabilidad en las relaciones personales.
  • Depresión.
  • Síntomas físicos.

Ejercicios para trabajar el tema del abuso por parejas.

Te aconsejaría que no pensaras en ti mismo como una víctima o un sufrido superviviente de  abusos del pasado.

La entrevista que se desarrolla más abajo pude hacerse por parejas por una sola persona o por un grupo.

El entrevistador debería recordar que las personas que han sufrido abusos han pasado por situaciones en las que no podía protegerse a sí mismas.

Pueden por tanto adoptar una postura simpática o intentar agradar todo el rato en lugar de analizad con detalle sus propios sentimientos. No fuerces  a nadie a recordar sucesos pasados. Deja que el entrevistado controle la entrevista. No tengas prisa.

Ciertas personas no quieren pensar en el pasado porque le parece más importante centrarse en el presente y salir adelante en el día a día.

Como facilitador, tu habilidad y compasión no deben surgir sólo del estudio, sino de haber trabajado en ti mismo.

Entrevista sobre abusos

Pregunta a tu compañero si se siente suficientemente seguro para hablar de la situación abusiva que ha vivido en el pasado. ¿Qué necesita para estar bien?

¿Cuándo recuerdas haber sido humillado por primera vez?

Observa como tu compañero comienza la historia, si balbucea o tose, si mira distraída o tiene problemas para recordar. Si dice “me gustaría contarte algo de mi pasado” pero duda antes de hablar, dile que tal vez tampoco tú estás preparado para seguir adelante. Sui vas demasiado rápido o presionas a alguien que no está preparado para abrirse, estás abusando de alguna manera de esas personas, al poner en acción una fuerza de la que no pueden defenderse.

Dile que respetas sus dudas y comprueba con ella cuando es el momento adecuado o si confía en ti.

Cuando esté preparado ¿puedes recordar o imaginar cómo era antes de que hubieran abusado de ti? ¿Cuántos años tenías? ¿Cómo era tu vida sin abusos? ¿Qué aspecto tenías? ¿Queda todavía algo en ti de los abusos? ¿Cómo se manifiesta en tu vida?

Insta a tu compañero a que se centre en una única a situación abusiva.

No vayas más lejos en su pasado a no ser que ella esté completamente de acuerdo.

Cuando esté preparado, pídele que te cuente la historia con detalle. Contar historias en un ritual de curación muy importante para ciertos pueblos indígenas y debería ser una forma habitual de mantener la salud desde nuestra infancia. Cualquier cosa que hayamos perdido en nuestra vida la podemos volver a apropiar ahora en forma de historias del pasado. Lo que tu compañero necesita es expresar la historial. Un buen facilitador insiste una y otra vez “cuéntame tu historia, toda la historia. Por favor, dime lo que sabes, todo lo que sabes, incluso lo más difícil, Me interesa mucho”

Después de haber contado la historia anímala a contarla otra vez hasta que todos los sentimientos hayan podido expresarse.

Busca la verdad oculta y desvela todos los posibles mitos

Quizá no puede percibir entre lo que ocurrió de verdad y lo que es una fantasía, porque los que estaban a su lado le ocultaron información. Tienes que aceptar su historia como si fue real, pues e tata de su realidad.

Si quieres alcanzar la verdad oculta, tienes que entrever los sueños, lo que sucedió.

Pregunta a tus compañero quienes fueron testigos que contemplaron su dolor y la pena, quienes  fueron las terceras partes que intervinieron.

¿Quién podía haber sido un testigo activo cuando abusaban de ti? Anima a la persona a que cuando se sienta preparada llame a los testigos y discuta todo lo sucedido, que cree un ritual bautizado, boda,… Dile que pregunte a sus parientes ¿dónde estabais cuando abusaban de mí?

Pregúntale ¿Cómo utilizaron el poder sobre ti? ¿Qué papel tomó el rango espiritual o psicológico del abuso?

¿Qué harías hoy si fue es un testigo de un abuso similar?

Relaciona la historia con posibles síntomas fiscos. ¿Tienes problemas en algún aparte del cuerpo? ¿Guardan alguna relación con tu historia? ¿Es posible que o daños sufridos le hayan podido hacer daño físico. Alguno de los síntomas que tiene que ver con abusos del pasado: insensibilidad, problemas con la comida, nauseas, problemas para tragar, falta de apetito. También cuerpos problemas sexuales como incapacidad para excitarse o un estimulación sexual constante, dolor en la ingle, en lo pechos o en el corazón y los problemas de próstata y ginecológicos. Si lo ves necesario, recomiéndales que acuda a médicos o a sanadores expertos en dicho dolor.

¿Cuáles con los aspectos sociales de su historia? ¿quién les dio la libertad a los agresor para hacerte daño?¿ Se trató una agresión que muchas gente consideraría normal?

Trabajando en nuestros propios abusos, interna y externamente, damos luz a una nueva fase de la historia, en la que entre todos creamos la cultura, esta vez juntos y con mayor conciencia.

unnamed (3)

 

 

Anuncios

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s