Somos los mayores depredadores del planeta. Pinchos en el suelo en los portales de Londres

Posted on

Pinchos en el suelo.

Me ha dolido como si se me clavasen cristales en el alma.

La noticia apareció ayer en los medios de comunicación.

En Londres los vecinos de un edificio han tomado una decisión. No quieren enfrentarse día a día una imagen que les perturba. A la entrada de sus viviendas un ser humano duerme en un recoveco evitando lluvias y nieblas. Sin embargo, los propietarios no les duerme su mirada. Se ven obligados a enfrentarse a otro humano que sufre. Desde arriba de su dignidad se sienten molestos por esos otros cuya su dignidad han diluido en la indignidad social.

Para evitar las incomodidades de un mendigo a sus pies, los dueños del inmueble deciden lo que siempre hacen derechas, fanatismos e insensibilidades, volver el problema invisible. Colocan clavos en el suelo para que nadie pueda aprovechar el resguardo de su portal.

Lo mismo que hicieron otros dirigentes como los corruptos de Marbella que enviaban a los mendigos a los pueblos de al lado. Como hacemos con los jóvenes y parados que los empujamos a la emigración forzada. Como silenciamos a los que no opinan como el régimen a base de empujarles a palos y pelotazos hacia la sombra. Como hacemos con miles de personas desesperadas de hambres y marginaciones que ni los colocamos en la lista de inexistentes, porque España va bien y la prima de riesgo está en mínimos históricos, mientras la inmoralidad se encuentra en topes estratosféricos. Como forzamos a la enfermedad a los que se quedan en el paro desdibujando sus nombres de la Seguridad Social que pagaron durante años. Como tornamos en trasparentes a los desahuciados que gracias a gobiernos y empresarios viven en calles tornándose del mismo color del asfalto. Como disolvernos las creatividades y críticas encajando a los cerebros en sistemas educativos cercenantes y católicos del régimen. Como coronamos a hijos de reyes en ceremonias cuestionables y medievales cuando millones de parados claman pan, dignidad y justicia.

Y así, empujando a las sombras ponemos pinchos en todos los suelos. Claveteamos todos los soportes de salud, educación, trabajo, vivienda, para que solo los escogidos puedan entrar en sus portales sin importunarse por tanta imagen de seres humanos en los pavimentos.

Dentro de nada se les ocurriraá alguna otra inmoraliad. Por humanidad, estos clavos sociales estarán impregnados con curare. Facilitaran muertes más rápidas y caritativas a los ojos de los políticos corruptos, sus sicarios y mecenas que nos gobiernan.

10152600_765086360209116_4605417204569446847_n

Anuncios

2 comentarios sobre “Somos los mayores depredadores del planeta. Pinchos en el suelo en los portales de Londres

    Yolanda Jiménez escribió:
    junio 10, 2014 en 8:19 am

    La perversidad del “sistema” nos envuelve y quedamos despojados de cualquier atisbo de humanidad. Si nos escudamos en esto, nos convertimos en títeres y ponemos pinchos a nuestros semejantes. Es importante tomar conciencia, posicionarse y reflexionar ante cada acción. De eso se trata , de ejercer la humanidad con todo el significado de la palabra. Pequeños cambios de actitud, tienden puentes. Y al otro lado quizá construyamos un lugar más amable.
    Gracias Juan por este artículo tan esclarecedor. Como siempre, una invitación a la reflexión, al espíritu crítico, al cambio.

    Me gusta

    Rosana Alonso escribió:
    junio 11, 2014 en 3:30 pm

    Así es. Menos mal que hay gente como tú y tantos otros que muestran las verdades y remueven las conciencias.

    Me gusta

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s