Resumen de los capítulos 8 y 9 de “Sentados en el Fuego” de Arnold Mindell

Posted on

Trabajo de procesos

Resumen del libro “Sentados en el fuego

III parte. Capítulos 8, 9

Capítulo 8

Abusos públicos. Busca tu voz.

El tema de los abusos públicos comparte algunas características el abuso privado, peor en lugar de mantenerse oculto y llevarse en silencio, se produce a la vista del todo el mundo y miles de personas pueden ser testigos. El abuso público está apoyado en ocasiones incluso creado por las políticas gubernamentales de todos los países.

Todos ellos suponen una clara violencia sobre las personas que no pueden defenderse a sí mismas.

En un extremo del espectro se4 hallan la esclavitud, la tortura y las ejecuciones públicas. En el otro el abuso económico y la violación social de ciertos derechos humanos, algo prácticamente “aceptado” que ni siquiera se reconoce como abuso.

Todos somos teóricamente iguales ante la ley, pero en la práctica esta igualdad desaparece ante el poder que ejerce la mayoría.

Estos síntomas incluyen el miedo a participar en grupos, los bloqueos emocionales, la depresión y la agresividad.

Quienes son testigos de abusos y no hacen nada por evitarlos también son de alguna manera responsables.

¿Quiénes son testigos de estos abusos? Todos nosotros.

El abuso se ha convertido en una política pública encubierta.

En la medida en que todos nosotros somos testigos de los abusos públicos, todos y cada uno de nosotros somos culpables de “provocar” los actos criminales de los “otros”.

El racismo, el sexismo, la homofobia no se dan por azar, con parte de la política pública encubierta.1011484_10151619278582825_825057971_n

Síntomas del abuso público

Retraimiento, silencio, temor. Las personas que sufren abusos públicos se retiran a la vida privada para prevenir mayores daños. O van a clase, no participan en actividades públicas y no suelen votar.

El miedo a hablar en público no se debe solamente a su situación actual, sino a experiencias pasadas en las que les han ido maltratando públicamente sin haber podido defenderse a sí mismos.

El temor al fracaso también puede crear reticencias a hablar en público. El sistema educativo, con su insistencia en la perfección, provoca así graves daños en muchas personas.

Como facilitador no deberías caer en la tentación de calificar toda persona tranquila como víctimas de abusos. No obstante, las personas que han sufrido daños por abusos en privados o públicos, suelen bloquearse cuando se les solicita su opinión.

Es fundamental entonces tomar el tiempo necesario para preguntar a los silenciosos cuál es su opinión y pedirles su ayuda. Es igualmente importante ayudar a aquellos que solicitan ayuda para recuperarse de sus miedos.

Hablar todo el rato en voz alto.10407366_772631209466548_2872336997853568013_n

Consenso incoherente. Algunos grupos que han sufrido abusos públicos, son incapaces de llegar a acuerdos o aceptar la decisión de uno de  sus líderes. No los países democráticos, ni las organizaciones funcionan bien, en parte porque la gente tiene miedo o no tiene ninguna esperanza de que sus puntos de vista sean representados. A menos que todo el mundo pueda expresar sus opiniones libremente, en consenso no tiene ningún valor.

Adaptación excesiva. Ser “bueno” puede ser un síntoma de haber sufrido abusos.

Miedo a los fantasmas. En la Europa del este a principios de los años 90, incluso después el que el KGB hubiera sido desmantelado, mucha gente tenía miedo del “dictador”, de la policía secreta y de los espías y aunque no estuvieran presentes físicamente, se sentían y temían como fantasmas invisibles y brutales. La gente tenía miedo de que vigilaran sus relaciones privadas y seguían siendo cautos en casa o al hablar por teléfono.

El miedo a los fantasmas es siempre cierto. Suelen aparecer como consecuencias de algún abuso público del pasado, pero también están relacionadas con polaridades que no están representadas en ese instante en el campo energético del grupo.. El KGB ya no existe pero en los países del este la gente todavía se censura a sí misma o se vigilan los unos a los otros. Por ello habar en público contra las dictaduras sigue siendo muy difícil.

Las dictaduras no desparecen tan fácilmente.

Luchas internas y tensiones en los subgrupos. Todos los grupos o familias que han sufrido abusos públicos tienen más posibilidades de sufrir conflictos internos o con otros grupos que quien ha estado libre de tales abusos.

Algunos miembros del grupo se alinean con los puntos de vista de la corriente dominante represiva y critican al resto del grupo. Otros se rebelan. Esta polaridad refleja la opresión externa.

Los conflictos se repiten una y otra vez en los grupos oprimidos.

Los grupos menos poderosos no pueden desafiar a la mayoría por miedo a las represalias. Están obligados a silenciar su conflicto con la mayoría dominante y centrarse en sus conflictos internos, aun cuando nos eran más que una reproducción de los otros. Los medios de comunicación agravan la situación con su información sensacionalista y exagerada de los conflictos entre los grupos mayoritarios.

Trabajo interno sobre abusos públicos: quema tu leña.10415560_259343150936140_2689393399276003680_n (1)

Los foros abiertos son un excelente lugar para aumentar la conciencia de estos problemas y dejar claros cuáles son los síntomas de los abusos públicos.

Todos llevamos una carga de leña muerta, es decir una sobrecarga de combustible potencias para la cólera.

Un ejercicio para quemar tu leña.

  • Recuerda una ocasión en la que perdiste claridad hablando en público o sentiste que tus puntos no eran tomados en serio.
  • ¿Cuándo fue la primera o peor vez que sufriste abusos en público? Recuerda tanto de tu historia como puedas ¿Qué edad tenías?…
  • Discute o representa aquel abuso en público ¿Quién estaba presente? ¿Qué grupos estaban involucrados?…
  • Utiliza tu imaginación para añadir más cosas sobre tu historia. Observa aquellos aspectos en los que pones más énfasis o exageras más ¿Hasta qué punto esta exageración representa el campo de la cultura en la que vives?
  • ¿Quiénes fueron los agresores activos? ¿Por qué actuaron así? ¿Dónde aprendieron a comportarse así? ¿Qué les movió a actuar como lo hicieron?
  • ¿De qué manera has internalizado el abuso y lo has convertido en algo privado? ¿Ocultas algo de ti a los demás por miedo? ¿Qué es? ¿Qué síntomas físicos sufres actualmente que pudieran tienen algo que ver con esos dolorosos recuerdos?
  • ¿Cuándo fue la última vez que fuiste atacada o humillada en público?
  • Ahora trata de quemar tu leña. Busca un buen oyente y pide a dicha persona que se mantenga a distancia prudencial para ayudarte en caso de que te quedes en blanco y olvides tus emociones. Cuenta tu historia. Cuéntala de nuevo. El interés de tu ejercicio es que tu ira, dolor, tristeza, rabia, furia y deseo de venganza se expresen. Si te sientes capaz y estas segura de poder soportarlo profundiza en tus emociones tanto como puedas hasta que se de un enentiodromia, es decir, que tus sentimientos se conviertan en lo contrario. Anima a tu ayudante a que te pregunte si te sientes seguro, si ha sido suficiente o si quieres continuar.
  • Llora la injusticia de lo que te ocurrió. Llora la injusticia, la falta de amor, la ausencia de respeto, de apreciación y de cariño. Siente compasión por ti misma, por tu rabia y por tu pena. Si 10501710_672607252788756_3465621777565426583_nte quedas bloqueada, busca aquellos sentimientos que parezcan más agobiantes o imposibles o ridículos. Ve con ellos. Hazlo por ti, hazlo por todos nosotros.
  • ¿Cómo has internalizado tus experiencias de abuso público¿ ¿Te avergüenzas o sientes desprecio por ti Con una actitud abiertamente autocrítica?
  • ¿Qué ideales apoyan tus agresores?
  • Imagínate siendo el agresor ¿Existe alguna relación entre tus poderes y los suyos?
  • Transforma el poder del agresor ¿Hay algo bueno en el poder del agresor? ¿Puedes verte a ti misma utilizando dicho poder de una manera positiva?
  • Encuentra tu espíritu y tu voz. Las personas que has daños por abusos púbicos o privados suelen tener sueños que encierran una gran sabiduría o que aportan buenos consejos ¿puedes recordar algún sueño así? ¿Has tenido visiones de dioses, espíritus o diosas que parecen ayudarte? Tales poderes son regalos de rango espiritual que te permiten vivir el abuso. Te ayudarán a encontrar tu propia voz.
  • Trata de recordar o sentir tales poderes ahora. Imagina su presencia. Háblales, escúchalos. Pregúntales cosas de ti o del mundo. Pídeles que te den alguna pista de cuál podría ser su tarea en este mundo. Estos son los poderes que apoyan tu voz en el mundo.10551117_692746407458185_5786230628509282766_n

Capítulo 9

Cómo las buenas sociedades hacen la guerra

Las buenas sociedades hacen la guerra.

Sucede en:

  • Las reuniones familiares, en las que se habla mal de un apersona por no seguir las reglas del grupo
  • En las escuelas, donde se castiga a los niños por saltarse las reglas y se enseña la historia de las clases dominantes ignorando los valores delos grupos minoritarios y los diferentes estilos de la comunicación.
  • Las empresas cuyo éxito económico se hace a base del ambiente, las minorías y las necesidades de las personas.
  • Los servicios civiles.
  • Los medios de comunicación que apenas dicen nada de las minorías y cuando lo hacen, dan una imagen de estos grupos basadas en estereotipos negativos como el ser delincuentes o malos trabajadores. Los bancos que favorecen las actividades económicas de las clases medias y altas y de las corrientes mayoritarias.
  • Los grupos religiosos que amenazan a los pecadores con el castigo y a los infieles con a imposibilidad de liberación.
  • El sistema médico que ignora los sentimientos de los pacientes.
  • La psicología que afirma que los estados mentales son independientes de las consideraciones sociales y que trata a las personas que son diferentes como si estuvieran enfermas.

Los trabajadores globales deben ser conscientes de que lo anterior es solo el inicio de una larga lista  de los abusos públicos que se dan en todas partes. Nada queda a salvo de ellos.

La agresión invisible

Necesitamos elderazgo y protección en todos los frentes.10537398_10204388411659242_5729610592431908234_n

Las leyes delos gobiernos no satisfacen las necesidades de protección d manea efectiva, entre otras razones porque es imposible criminalizar la falta de conciencia en las relaciones personales.

Los pueblos indígenas piensan que todo es espíritu y que es vulnerable.

No sabemos qué hacer con los agresores más allá de decir que no o castigarlos. Además muchas de las aproximaciones espirituales de los derechos humanos son antropocéntricas. Necesitamos una visión cosmoteándrica, es decir una visión que incluya a los dioses, a las personas, a los animales y a la naturaleza en su conjunto.

La democracia profunda se desarrolla también en las relaciones cotidianas. Requiere conciencia que es anterior a la libertad.

La igualdad, que no es sólo un asunto de economía sino también personal, comienza con la educación sobre el poder y los abusos.

La democracia en acción: insultos y dolor en los tribunales.

En Los países democráticos, a los políticos se les permite cometer ciertos abusos públicos cuando estos forman parte de una estrategia electoral o de presión. Se llama mudslinging (denigrar personalmente al adversario)

El abuso va de la mano de un sistema legal competitivo cuyo objetivo es determinar quien tiene razón y quieren no la tiene en lugar de servir para mejorar las relaciones humanas. Un sistema competitivo apoya el derecho por la fuerza, antes que la comprensión y el desarrollo de las relaciones personales.

¿Qué puede entonces hacer un trabajador global? Reconocer y apoyar a los líderes que nos enseñan cómo enfrentarnos al conflicto y al dolor aumentando la conciencia de lo que pasa.10527714_597682817012307_5868417703474902717_n

Qué hay detrás del conflicto

En todo grupo diverso suele haber personas que nunca dicen nada. Como facilitador debes tomarte el tiempo necesario para investigar qué hay detrás del silencio.

Cuando la atmósfera es tensa e incómoda, habla con la gente en privado.

Pregunta a la gente si se siente a gusto con su silencio. Si se sienten seguros o inseguros.. Cu7ando las cosas no están muy claras, muchas personas se comportan de manera servil. Todo el mundo se muestra superficialmente correcto.

UN pasado de abusos pueden convertir a la mayoría dela población en personas temerosas de hablar en voz alta, incapaces de alzar sus voces para protestar.

Si formas parte de un grupo en el que el totalitarismo, las enfermedades las drogas, la violencia y el fundamentalismo son asuntos importantes puedes hacer el experimento de habar en nombre de los que permanecen en silencio, de los que tienen miedo o han sido humillados.

Por ejemplo a los que se quedan callados podrías decirles:

Observa tus sentimientos. Podrían ser valiosos para todos nosotros, podrías susurrar tu punto de vista a la persona que está a tui lado.

Si nadie habla podrías decir por ellos no podemos hablar ahora, es demasiado peligrosos hacerlo en este momento.

Detrás del silencio se halla el miedo a los abusos de poder. Asegura la protección de todos. Pide permiso al grupo. Si no lo haces estás utilizando tu rango de facilitador para obligar al grupo a tratar temas para los que aún no está preparado.

A la vez que pones en claro aspectos relacionados con el poder, el rango y la jerarquía vigila tu propia tendencia a silenciar a aquellas personas que no están de acuerdo contigo, haciendo uso de tu rango como facilitador. Si te pones al lado delos oprimidos perderás el interés y la confianza d aquellos que tienen el poder.

Claridad antes que resolución

La mayoría de nosotros espera algún tipo de resolución tras la discusión grupal sobre abusos.

Las personas con rango casi nunca están dispuestas a recibir lecciones sobre su poder y privilegios.

Las resoluciones son importantes pero solo dentro del contexto de una mayor claridad. Parte d la claridad consiste en comprender que casi todo conflicto es una mezcla de componentes sociales, físicos, psicológicas y espirituales.10491125_10152569842775816_1322345891901142036_n

El fantasma de la paga

Un facilitador efectivo conoce bien os temas sociales, incluyendo los asunto económicos. la economía de mercado por lo general abusa de los pobres y favorece a aquellos con mayores ingresos y riquezas.

Los ricos contribuyen al desempleo entorpeciendo el papel de los sindicatos fijando sueldos bajos y llevando sus empresas a países pobres donde explotan a la mano de obra. Todo esto produce marginación, agresión, desesperación y violencia.

La privatización de la industria abusa de los trabajadores al ceder las empresas estatales a los poderes privilegiados por las dictaduras.

Abusos de los medios de comunicación: utilizar el conflicto para ganar dinero.

Los medios de comunicación son un negocio.

Los consumidores compran historias.

Los medios informan de los conflictos mostrando como los “buenos” vencen a los malos o de cómo los “malos ganan. La simplificación e buenos y malos es una buena manera de hacer dinero.

Como facilitador no te dejes arrastrar por la democracia competitiva, buscando la victoria para una o incluso para las dos partes. Céntrate en la relación entre los oponentes.

Combatir prejuicios culturales en las profesiones de ayuda10505378_820693454621964_5649180218083155151_n

La educación, la medicina… se inclinan abiertamente a considerar que la ciencia comienza con los griegos e ignora los saberes chamánicos sobre la materia y la naturaleza, tan apreciados por todos los pueblos indígenas.

Llamar a alguien mal paciente., por su negativa a plegarse a las recomendaciones de los médicos, es un prejuicios que se basa en que la colaboración del paciente debe ser la norma. Puesto que este prejuicio permanece oculto, el paciente no puede hacer nada para protegerse.

Los médicos, psicólogos… que responden a sus privilegios o tienen ninguna dificultad en etiquetar el comportamiento incorrecto la rabia o la agresividad de la gente desfavorecida, y achacarla a algún tipo de defecto o problema psicológico.

Si Maslow viviera ahora, estoy seguro que querría que la auto-curación significara libertad para elegir la cultura a la que queremos pertenecer, o la libertad para permanecer o cambiar de cultura.

La mayoría dominante debe aprender a apreciar su propia cultura, peor también no estar tan apegados a su grupo social y si más abierto a otros.

Los pensadores del Nueva Era juegan con la espiritualidad delos pueblos indígenas, utilizándola para el trabajo interior y crecimiento personal, pero ignoran los problemas sociales de estos pueblos. Con su insistencia en el chamanismo como trabajo interior, terminan por dejar de lado uno delos tesoros básicos de la vida indígena: la relación de cada persona con la comunidad y con la naturaleza en su conjunto.

La violencia no pertenece sólo a quienes buscan venganza. Es una característica común de aquellas culturas en las que la corriente dominante presenta los que tienen el poder como modelos de lo que es un comportamiento sano y apropiado, que todo el mundo debería emular. Así es como las buenas sociedades provocan la guerra.

10500527_491886834277159_7582645364446815444_n

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s