Poesía. ¿Qué verán sentados enlos bancos los ancianos?

Posted on Actualizado enn

Para quien sepa ver los mundos que nos rodean

¿Qué verán sentados en los bancos los ancianos?

Como ellos, siéntate, tranquilo, en reposo, de vuelta de todo.

Pronto conocerás al sol por su tibieza.

Te alcanzará el frío al otro lado de tus ropas.

Tu cuerpo templado. La cara fría.

Oirás el respirar el árbol. El murmullo que exhala por sus hojas. Habrá tintineo de sus habitantes en las ramas.

A sus pies, coronando el suelo, los tallos verdes de la hierba que crece. Un cojín que caricia y mulle.

Se enreda en la pared los tallos alambres del rosal. En su cúspide se eleva la tacita de pétalos.

Una hoja cae. Se vuelve color marrón al posarse sobre un arbusto verduzco.

El aire, invisible, coloreado de aromas y celoso, siempre te abraza.

Una persona. La nobleza de su vida, el hondo de la arriba, desfile de bella exposición de arte. Esculturas de infinitas posibilidades.

Contempla las formas con el alma.

Aquel abrazo del niño y su madre. La nube que navega.

El cielo que no puede abarcarse en su inmenso azul

El horizonte más y más lejano.

Y la luz.

Y…

¿Qué verán sentados en los bancos los ancianos?

10409207_10155253073445501_1414228437855576044_n

Anuncios

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s