Hoy el número de muertos asciende a…

Posted on Actualizado enn

Recojo un texto que escribí hace al menos quince años y, por desgracia, sigue de actualidad.

doc05026520160303100641_001
Juan Peláez

Hoy el número de muertos asciende a…

Ayer había más vivos en las palabras de los periódicos en las frases de la televisión. Hoy un muerto nuevo, cien cadáveres recientes, mil personas más sin vida.12540851_471608383046346_6924639860984893134_n

Y ya casi ni lo sentimos. El hábito de ver hombres y mujeres, ancianos y bebés destocados en las fotografías nos envuelve en la indiferencia a la desgracia.

Una nueva guerra en el Mundo como prueba de la demencia de la humanidad. Como testimonio de esas fuerzas que, invisibles, no cesan en sus manipulaciones. En sus laboratorios el hombre se torna conejillo de experimentos de emociones desbordadas.

Cierro los ojos. Niños con caras y terror en ellas. Seres humanos que huyen de países en guerras, de territorios sin trabajo abrazados solo a su propio cuerpo. Dueños de solo título de su propio sufrimiento. Siento el fuego sembrando los campos de la espigas del hambre futura. Percibo la implantación con fuerza de los cimientos de la crisis que siempre sucede a la siguiente y que afecta como siempre a los mismos.

Se habla de paz de un lado y se rompe por el contario. Deseamos paz y nos regalamos guerra. Prometemos paz pero… después de la guerra. Guerra como dios adorado, destructor de riquezas para casi todos, creador de abundancia para pocos, arrasadora de vidas, anegadora de sueños.

Cuando has estado en un campo de batalla, olido el aroma podrido de la falsa heroicidad, rozado vísceras y moscas sembradoras de los gusanos de la desesperanza, escuchado a nombres nadando en las llamas de lanzallamas que huelen a reses prestas para el despiece, tal vez entonces la paz se comience a comprender.fisica

Este relato es duro. Pero solo así, los niños entenderán que tras largos años su inocencias será borrada si no persisten en guardarla Y en ellos instalarán la creencia de lo diferente, del enemigo, de la patria, del deber. Le concienciarán de ideales vanos. Cientos de oficinas de reclutamiento repartidas por el planeta en tiempos de guerra. Y para los mercados la guerra es su negocio. Enfrentamientos por espacios, por créditos, por beneficios, por. Las frases repetidas en televisiones. Quien no las asuma se le llamará cobarde, marginado, contra sistema, raro o loco. Ya no solo son Afganistán, los campos de refugiados de Tinduf, ni los refugiados sirios, la extensión de la guerra llega a parados, a marginados a trabajadores que se empobrecen trabajando…12717862_10153244610887032_821699643590859303_n

Si el mundo pudiese, llorarían sentir el bramar de los cañones de guerra. Sollozaría por la muerte, el odio, la tristeza, los pobres, por el peso cada vez más denso de las miles de personas sin vida y sin esperanza. Por la locura desatada de los jóvenes obligados a salir de los países para tal vez nunca regresar, por los que mueren por no tener acceso a la sanidad, por lo que morirán en la imagen social por no acceder a la educación y al trabajo, por los desahuciados que no alcanzan a pagar los créditos de sus casas.

Y las almas acumulan tristeza. Porque en el alma del mundo todos estamos en relación con todos y todo.

Hoy el número de muertos y tristes asciende…

De la tierra surge la pregunta volcánica ¿Y tú que harás para dar un final diferente a esta frase? Se me ocurre el cambia para que todo cambie. Es hora ¿Estás dispuesto?

agua-lago

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s