Posted on Actualizado enn

La meditación aumenta la materia gris del cerebro, según una investigación de la ULL

Publicado en El Día

Así, en este trabajo participan también Katya Rubia, de la Universidad de Londres (Institute of Neuroscience, King’s College); Alfonso Barros, de la Universidad Jaume I de Castellón; y el médico experto en esta meditación José Suero, del Centro de Salud Jazmín, Sermas, en Madrid.

La principal aportación de este artículo es que compara la anatomía del cerebro de un grupo de meditadores respecto de un grupo equivalente de no meditadores, y llega a la conclusión de que los primeros tienen más materia gris en todo el cerebro, en torno a un 7%. Concretamente, mediante imágenes de resonancia magnética estructural se compararon las anatomías cerebrales de veintitrés practicantes experimentados de la meditación de sahaja yoga con veintitrés no meditadores.

Ambos grupos tenían valores equivalentes en edad, género (proporción de mujeres y hombres) y nivel de educación, y todos los voluntarios eran diestros, y a través de la técnica denominada morfometría basada en voxeles (voxel-based morfometry) se hallaron los volúmenes de materia gris en todos los participantes.

Una de las características distintivas de la meditación estudiada, sahaja yoga, es que el practicante experimenta el estado de silencio mental o “conciencia sin pensamientos” con regularidad en su meditación (aunque no necesariamente todos los días).

“Esto hace que sea interesante esta meditación para observar los correlatos neurales de este estado único de conciencia sin pensamientos”, prosigue el investigador de la ULL, que resalta que “es importante mencionar que la conciencia sin pensamientos es el objetivo final de la meditación tradicional, tal como se concibió originalmente en Oriente”.

La materia gris es la parte del cerebro donde se encuentran los núcleos de las neuronas, y con el avance de la edad disminuye y por tanto, el tener más materia gris equivale a cerebros más jóvenes.

Hay otros estudios de meditación donde se ve que los meditadores poseen más materia gris en zonas del cerebro que tienen que ver con el control de la atención y las emociones. “En nuestro estudio”, explica Sergio Hernández, “también aparece esto, pero que sepamos es la primera vez que se observa que con un tipo de meditación la materia gris sea mayor en todo el cerebro”.

PEQUEÑOS MÚSCULOS

Muchas enfermedades como el alzheimer, el parkinson o la depresión llevan asociadas pérdida de materia gris en diferentes zonas, y también es conocido que la materia gris se expande dependiendo de las partes del cerebro que más se usan, es decir, funciona como pequeños músculos que crecen en las zonas del cerebro donde hay mayor actividad neuronal.

Esto se ha probado ya con muchas actividades y perfiles profesionales, entre los que cabe nombrar a los músicos, prestidigitadores, matemáticos y también, en otros, meditadores.

Esta diferencia significativa en todo el cerebro se traduce también en que en este aspecto concreto (volumen de materia gris), los cerebros de los meditadores observados eran más jóvenes que los no meditadores, a pesar de tener las mismas edades, concluye Sergio Hernández.

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s