Noticias importantes para el cambio. ¿Qué responsabilidades tenemos los turistas?

Posted on Actualizado enn

En la calle el niño se acerca al grupo de turistas. En su mano una cesta. En el recipiente, artesanía local.  Debajo de cada objeto una etiqueta de “made in China, Tahiland o Vietnam”… qué más da. Los ojos del niño desvían toda la atención. Su “hello” y la sonrisa hacen que los viajeros solo se fijen en él.

Encantados le compran alguna de sus baratijas, además le llevan a una tienda y le compran comida, e incluso una de las mujeres le da una propina de varios dólares.

El niño encantado corre y desaparece detrás de una esquina. Y, allí, esperándole…

Al día siguiente los turistas solidarios se acercan a un lugar donde se amontonan una treintena de “huérfanos”. Les dan lápices de colores y realizan una donación entre todos para ayudar al orfanato.

¿Buena acción? ¿Lavado de conciencia?nguyen-thanh-binh

¿Qué hacemos viajando de esa manera? ¿Nos damos cuenta del calado de nuestras acciones?

Después de este tipo de hechos que he visto repetidas en multitud de países, Camboya, India, Nepal, Vietnam, África, Sudamérica, me planteo unas cuantas reflexiones y recojo algunas ideas de ong que trabajan tratando de concienciar sobre este asunto.

Por ejemplo, Friend International reparte algunos folletos en algunos de los países mencionados en los que da consejos sobre cómo actuar con los niños:

Si alguien en realidad quiere ayudar, lo mejor es realizar una investigación y dar el dinero o los recursos a alguna organización que trabaje con seriedad sobre el terreno.

Hay que invitar a recapacitar a los turistas porque cada vez que les dan dinero o comida a un niño lo que en realidad están haciendo es ponerle en una situación de dependencia. Esto les impedirá ir a la escuela y  genera un círculo de pobreza. A su familia o a sus explotadores les interesará más tener a esa criatura en la calle que escolarizada.

Si ves a un niño que está sometido a trabajos forzados en restaurantes, tiendas, como vigilantes, en los mercados… no les compres jamás y además si puedes denúncielo. Al igual que a mujeres u hombres que piden con niños de la mano o en los brazos.

Los niños y niñas no son atracciones turísticas.

dsc09001
(c) Juan Peláez. Cartel en un establecimiento de Shianouville. Camboya

Si les visitas en un orfelinato los que les obligas a es a realizar una especie de espectáculo de pena para pedir dinero y a la vez convertirse en dependientes de esas donaciones.

No se os ocurra llevar a un niño a vuestra habitación para que se dé una duc
ha, para darle dinero o comida. El riesgo es enorme. Para vosotros y para el niño o niña.

Si alguien os denuncia pueden pensar que se trata de una situación de abuso de menores y puedes ser encarcelado. Por otro lado haces creer al niño o niña que no hay peligro en acudir a una habitación de un turista y tal vez pueda ser abusado por otras personas.

Por supuesto, es tu responsabilidad como ser humano de denunciar una situación de acoso o explotación sexual de un niño o niña.

Los viajeros tenemos responsabilidades enormes sobre aquellos países y personas que entran en contacto con nosotros

 ¿Estás dispuesto a asumirlas?

c161138accdf1500fca59b560bee99e8

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s