El viaje de un poeta

Posted on

Gracias por el homenaje a este gran hombre

Yolanda Jiménez. Terapeuta

Marcos Ana: Un poeta encarcelado…Un niño que se hace hombre en la penumbra de su celda. Un hombre que torna en poeta. Un recuerdo de horizontes, de campos, de puesta de sol, de amores fantaseados. Recuerdos borrado por el tiempo. Largo tiempo de libertad interrupida. Compañerismo forjado de apoyos y silencios. De miedos y triunfos…. Hoy nos queda su poesía. Nos queda su ejemplo. Su honestidad. Su cara de hombre bueno. Su eterna mirada de niño curioso. Gracias.

Decidme cómo es un árbol

Decidme cómo es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros,
habladme del mar,
habladme del olor ancho del campo
de las estrellas, del aire.

Recitadme un horizonte sin cerradura
y sin llave como la choza de un pobre,
decidme cómo es el beso de una mujer,
dadme el nombre del amor
no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman de…

Ver la entrada original 882 palabras más

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s