Noticias importantes para el cambio. Poderosa herramienta para volver el cerebro más receptivo y aprender nuevos hábitos

Posted on Actualizado enn

El cuerpo humano está lleno de misterios y secretos. Podemos entenderlo como un mapa lleno de conexiones, no solo entre unos órganos y otros, sino con lo más profundo del ser. Por eso es posible, por ejemplo, interpretar señales del cuerpo de que algo no está bien en el alma, o tratar enfermedades y dolencias por medio de terapias como la acupuntura y la reflexología, que se basan en esas conexiones nerviosas y energéticas.

Siguiendo esos mismos principios, es posible también aprender a controlar el cuerpo para programar la mente. La técnica de liberación emocional, por ejemplo, utiliza el método del tapping, un leve golpeteo con los dedos sobre zonas de la cabeza y el pecho que se acompaña con afirmaciones positivas para curar traumas, fobias, depresión y dolencias físicas.

Otra técnica muy antigua que actualmente se está redescubriendo es la que consiste en dar pequeños golpecitos en la zona temporal para estimular el cerebro y dejarlo más perceptivo y abierto a aprender nuevas habilidades o reemplazar viejos hábitos.

¿Cómo hacerlo?

lóbulo temporal

La zona del lóbulo temporal es una parte del cerebro que se ubica aproximadamente detrás de la sien, y desempeña tareas visuales como el reconocimiento de caras o el desciframiento de información auditiva; pero también tiene un importante papel en la memoria declarativa (recuerdo consciente de hechos y eventos), la memoria a largo plazo y el proceso de consolidación del aprendizaje. De estas últimas tareas se encarga específicamente el lóbulo temporal medial.

Si estimulamos el lóbulo temporal, podemos ayudar a que nuestro cerebro esté más activo en esa zona y, en consecuencia, estemos más abiertos y permeables a aprender o modificar hábitos y actitudes. De esta manera, podemos cambiar nuestros sistemas de creencias, vencer temores, superar bloqueos emocionales y cambiar completamente la actitud hacia la vida, logrando atraer el bienestar y la prosperidad.

tapping zona temporal

Para comenzar a aplicar la técnica, hay que elegir una afirmación que se desea convertir en verdadera. Luego, formular la frase como si eso ya estuviera ocurriendo. Por ejemplo: “Mi vida está llena de amor”; “Vivo en paz y plenitud”;“Tengo una vida próspera y feliz”. También puede ser algo concreto como: “Disfruto cada día de una hora con mi familia”.

Es importante no formular en términos negativos, porque en el plano espiritual la negación funciona igual que la afirmación. Por ejemplo, no debemos decir:  “Vivo sin temor“, sino “Vivo con valor”. Es importante que la persona elabore su propia afirmación, que utilice sus propias palabras y que contenga sus valores.

Una vez que se ha identificado la afirmación que se desea aprender e incorporar, se procede al golpeteo. Hay que comenzar dando suaves golpecitos con los dedos en el lado derecho, delante del canal auditivo, y seguir hacia arriba, subiendo por el cuero cabelludo, rodeando la oreja hasta llegar al punto exactamente opuesto al que se comenzó. Se deben dar golpecitos con las yemas de los 4 dedos de la mano, para asegurarse de estimular todos los puntos. No se debe golpear muy fuerte, solo con firmeza.

Luego, se realizan tres repeticiones del golpeteo de cada lado de la cabeza, descansando media hora entre cada repetición, porque eso es lo que dura el efecto del tapping. Se pueden repetir varias afirmaciones cada vez.

Puede reiterarse el ejercicio varias veces al día; cuanto más se haga, más rápidamente se fijarán los nuevos conocimientos. Con ejercicios similares, se obtuvieron resultados muy exitosos, por ejemplo, tratando a los sobrevivientes del genocidio de Ruanda.

En 1994, tuvo lugar el Genocidio de Ruanda, el momento más terrible de la historia de ese país, y uno de los acontecimientos más crueles y dolorosos que hayan ocurrido en el mundo.

Hasta 1994, en Ruanda se distinguían dos estamentos dentro de la etnia banyuranda, a la que pertenece casi toda la población. La mayoría se conocía como hutu; y la minoría, como tutsi. Lo que ocurrió fue que los hutu, que ocupaban el gobierno, intentaron exterminar por completo a la población tutsi.

El gobierno hutu asesinó en 100 días a más de un millón de personas, es decir, a un 75% de la población tutsi. Muchos de los sobrevivientes fueron niños, que quedaron huérfanos y debieron hacerse cargo de sus hermanos menores, aun cuando ellos también habían sufrido heridas y violaciones, habían quedado sin padres y habían presenciado el horror.

Aunque el genocidio ocurrió hace ya 22 años, algunos de aquellos niños, que hoy son jóvenes de entre 22 y 30 años, continúan reviviendo recuerdos traumáticos y sufriendo una y otra vez el impacto de esas imágenes que quedaron guardadas en sus mentes y en sus almas. Mientras tanto, siguen luchando por conseguir alimento, cobijo y seguridad.

Cuando las víctimas de la guerra no tratan sus heridas emocionales, éstas siguen repercutiendo en su día a día, tal como lo hace una herida física. Por eso, necesitan contención, apoyo emocional, y que se investigue sobre nuevas maneras de ayudarlos a superar el distrés postraumático y otras secuelas psicológicas y emocionales de las situaciones que han vivido.

En esos contextos, la Técnica de liberación emocional ha demostrado ser efectiva para aliviar estas heridas emocionales. Desde 2007, esta técnica, conocida también como EFT, se aplica para trabajar con los sobrevivientes ruandeses; junto con la ayuda de Lori Leyden, autora del libro The Stress Management Handbook. La escritora no solo aceptó que su material se tradujera a la lengua ruandesa, sino que también viajó a trabajar personalmente con grupos de huérfanos, que en ese momento tenían entre 16 y 25 años.

Estos jóvenes continuaban viviendo en situación de extrema pobreza, con heridas físicas, enfermedades, recuerdos intrusivos, culpa por haber sobrevivido, depresión, ansiedad, miedo y desesperanza con respecto al futuro. El equipo se centró en trabajar con ellos, que habían pasado a ser jefes de familia, teniendo a cargo entre 1 y 6 hermanos pequeños.

En un año, el trabajo dio sus frutos. Los traumas individuales se redujeron un 37% en pocos meses y los brotes traumáticos en el orfanato cesaron en un 90%.

Lori rememora, entre sus experiencias, que se sorprendió cuando, en el primer día de terapia, preguntó al grupo qué deseaban sanar; y ellos respondieron que las heridas de las violaciones. Aunque para ella fue muy chocante encontrarse con que la primera necesidad era tan extrema, luego de una sola jornada de trabajo vio como algunos de ellos comenzaban a sentirse en paz.

La técnica de EFT, si bien se utiliza en situaciones extremas como ésta, es tan sencilla de aprender y de autoadministrar que puede utilizarse para tratar fobiasansiedaddepresión, el estrés causado por una situación traumática, duelos que no terminan de cerrarse, ataques de pánico o ataques de angustia sin explicación; y también, dolencias físicas que tienen su origen en heridas emocionales.

 

Anuncios

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s