La vida como un viaje interior

Posted on Actualizado enn

Hace poco escuché una historia. Y deseo compartirla.

Me contaron que la vida es  como un tkeking, como un viaje interior. El que lo lleva a cabo por vez primera se carga un gran macuto llenos de “por si”. Por si llueve, por si hace frío, por si por hay agua… Es una carga enorme.

Escribía en uno de mis libros que las maletas, en los viajes, son como el museo de exposición permanente de todos nuestro miedos. Cuanto más pesadas son más temores hemos metido dentro.

Mas sobre un viaje interior

Como viajero comienzo mi camino. Poco a poco, la senda empieza a empinarse. Igual que  en la existencia. Desde mi niñez, la adolescencia, la madurez… paso a paso aparecen compromisos con parejas, descendencia, trabajos, hipotecas, creencias, ideas preconcebidas, patrones de comportamiento, lo que tengo que hacer, lo que la sociedad creo que me exige, lo que tengo que creer, pensar… la carga la voy metiendo en el macuto. Comienza a pesar más y más. Y deras mi una muchedumbre me urge a seguir mi

avance. Me empieza a parecer cansado recorrer la ruta que se torna empinada. Se convierte casi en una pared de escalada.IMG_7320

Los años no pasan sin cobrarse un óbolo. Del estilo que el conocido barquero que atravesaba el Estigia. Ese pago lo he podido vivir como pesadez, desilusión, impotencia, miedo, responsabilidad, dar la talla…

En un momento dado para seguir la ascensión, opto por simplificar al ver la gran pared de la vida alzarse sobre mi y tener que empezar la escalada . Lo que me parecía imprescindible: imagen, ideas fijas, el mañana, el qué dirán, los compromisos … ya no lo son tanto.

Para poder ascender la pared con agilidad y el mínimo esfuerzo con mucho años encima tengo que confiar en que a medida que ascienda, con consciencia en lo que me encuentre van a aparecer apoyos, recursos… me dejo sorprender. Fluyo como el famoso Tao. Se que el agua no lucha, se acomoda a lo que se va encontrando en su recorrido. Incluso es capaz de pararse en aquellos lugares que son desagradables para el hombre. Muchas veces para purificarlos. Asi en la pared, ante la dificultad, me detengo en aquellos sitios que necesitan calcular los apoyos para seguir ascendiendo. Los examino, tomo consciencia de donde estoy de como abordar para evolucionar hasta el siguiente apoyo.

VIAJES CON CONSCIENCIA

Y además me doy cuenta que siempre me  enfoco en la cima. Creo que es lo que necesito alcanzar. Empujo, pongo todo mi esfuerzo en llegar a ese lugar ahí arriba en el que encontraré las vistas, la luz. Y por fin llego. Y si, el enclave es precioso. Cuando me quiero dar cuenta la luz del sol empieza a desaparecer. La bajada me empuja. Ya no soy yo el que decide el movimiento sino que la propia circunstancia me lleva camino abajo. El paso de los años, la pérdida de cualidades, de capacidades, la edad. Y a medida que bajo parece que la velocidad se acrecienta. A medida que los años transcurren el tiempo dura menos.Snapseed (2)

Si aún en mi macuto hay algo que he guardado para un “por si”… aquí es el momento de tirarlo y confiar. Ademas otros viajeros también han subido. La muchedumbre empuja desde la cima cuesta abajo.

Me queda la Fe en que lo que está sucediendo es lo mejor que puede ocurrirme porque lo quiera o no estoy descendiendo hacia un final. Y cuando llegue abajo el viajero, yo, dejaré de ser  ya no seré nada más que lo que en mi esencia lleve dentro. Eso brillante, con la acumulación de todo lo experimentado, aprendido, evolucionado, es lo que podrá de nuevo emprender otra aventura. Mi macuto material ha quedado atrás. Mis miedos, mis creencia, relaciones, propiedades… todo va a desaparecer al dejar de ser “viajero”. Por tanto solo va a quedar en mi esencia lo que en el camino haya ido descubriendo y explorando en un viaje interior. La unica opcion de no llegar hasta abajo. Dandome un batacazo por los empujones de los que vienen detras empujando, por El peso que me ha dado miedo soltar, es liberarme de todo el

desarrollar alas. IMG_5833

Me surgen las preguntas

¿Viajo o soy viajado?

¿Quién es el que en realidad viaja?

¿Quién es el que en esencia realiza estas preguntas?

¿Si no existiese el viajero, dejaría de existir el viaje?

¿El viaje existe o solo es otra ilusión o creación de mi mente?

¿Y si no necesitase viajar a parte alguna para llegar?

¿Y si la llegada fuese un lugar sin lugar, sin tiempo, en ninguna parte, en ningún segundo y a la vez en todas y en la eternidad?

¿Es el viaje exterior un espejo del desplazamiento hacia “Mi”?

La dependencia de “Mi” es la única dependencia saludable.

 Ser dependiente de “Mi”, significa ser dependiente del amor.

dependes del amor, no de aquello a los que quieres.

Amar, debes amar a todos, a cada uno debes amar.

 Consistentes perder a muchos, si incluso a todos:

sin embargo no consientas perderme a “Mi”.

¿Pero quién soy yo?

Soy tu amor por “Mi”.

Sin un amor por “mi”,

tu serás dependiente del primero que llegue y se cruce en tu camino.

Depende del amor para estar libre de cualquier otra dependencia.

Vesna Krmpotie. Resonancia del alma.

VIAJE INTERIOR. TREKING A PERU EN 2020. NO TE LO PIERDAS 

IMG_0619

Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s