Noticias sobre el autor

Mujeres de Irán exposición de Juan Peláez

Posted on Actualizado enn

La revista Almiar acaba de publicar un artículo y una exposición de Juan Peláez. esta vez el tema es sobre la mujer en Irán. Si deseas leer más o visitar la exposición pincha en el link de la revista Almiar:mujeres-iran-1080x675

De, no es la preposición correcta. Es, sin duda, en. Mujeres ‘en’ un territorio.

En este caso se llama Irán. Podía ser cualquier otro lugar de nuestra Tierra. Al fin al cabo no somos tan diferentes.

Verás en mis fotos chicas que se divierten, que miran desconfiadas, madres que disfrutan con sus hijos, ojos alertas, trabajos, recorridos por bazares, colores, luces, ropas que cubren…

En todas ellas, está una parte mía hombre y humano.

Me recuerdan la represión hacia lo que en el fondo reprimo con dificultades.

Mantos negros para evitar la provocación ¿de quién? ¿De mulhas,  sacerdotes,  brahmanes, hombres incompletos e insatisfechos? Recuerdo que una vez Antonio Gala afirmó ante una pegunta de un periodista impertinente sobre su homosexualidad, «alguien que tiene clara su sexualidad no se ocupa de la de los demás».

Ahora siento vivir en un país de fundamentalistas, de neoliberalismos y sus expresiones radicales con nombres como Vox, Ciudadanos, Partido Popular… Sus afirmaciones me espantan con respecto a las mujeres. De alguna manera hablan de mí también. Jueces que vociferan sobre minifaldas, vaqueros y provocaciones de chicas antes de ser violadas. Hordas de salvajes que violentan a mujeres. Seres humanos con derecho de ser libres y manifestar su manera de vestir, de bailar, de moverse, de expresar como deseen.

Miedo. Detrás de todos estos personajes está el terror a que las situaciones sean diferentes. Es el pavor por estar inundados de incultura,  intolerancia,  evolución espiritual de un nivel muy particular… Lo que conduce de manera irremediable al fundamentalismo religioso, económico, incultural. A que miles de personas piensen que su rango es mejor que el de otro por la simple cuestión de haber nacido con unos órganos genitales llamados masculinos. Ser más importante por pertenecer a la raza blanca, a familias con fronteras tan finas y firmes como los cantos de las tarjetas de crédito, que viven en los santuarios de Europa o profesan una religión que es la única y por tanto debe dominar a todas las demás.

Tantos y tantos años de historia para seguir, ni siquiera en el mismo punto. Mucho, mucho más atrás. Ahora ya no es justificable. En el Medioevo no sabíamos que éramos iguales, que podía ser impensable la pobreza. Se creía que los reyes eran los enviados de dioses para que nos educasen, dirigiesen y por tanto, explotasen. Ahora sí somos conscientes de que ser miserable es una imposición de unos pocos sobre unos muchos. Que ser mujer es tan digno, igual y poderoso que nacer hombre. Que ser rey es algo desfasado en la historia y no conlleva ningún poder moral sobre la población que ha de soportarlos y además mantenerlos. Que tener una espiritualidad propia es una evolución sobre las creencias impuestas.

Y sin embargo: embargos. Unos países deciden sobre otros lo que pueden comer, exportar, importar y pensar. Unos pocos tocados con los turbantes, con las túnicas color burdeos o negras de la intolerancia, deciden sobre cómo tienen que pensar, vestir, actuar, danzar, hablar, tocar, andar, unos seres llamados mujeres. Unos estipulan que lo que es de todos ahora, va a ser suyo y privatizan de la mano de ultraderechas. Vocean la cultura única del fanatismo del dinero. Otros, nosotros, tal vez por la educación estratégicamente bien planteada para ser sumisos, de poca crítica, y menor análisis y resignación magnificada, votamos a que nos manipulen, despojen, que los jueces sigan en sus lugares dando sentencias contra lo femenino.

Mis fotos traen solo, si lo deseas, consciencia. Míralas. Mira mujeres en Irán, que podrían estar en España. Están en tu interior, incluso si eres hombre. Me traen las partes que yo no deseo mirar. Mis sombras de intolerancia, de creerme superior, de sentirme elegido, de mi rango y de mi abuso del mismo. No solo les subyugan a ellas su manera de vestir. Nos reprimen a los hombres por la manera en que ponemos color a nuestras ideas, a nuestras  creencias, a la creatividad. Nos obligan a llevar jihabs sobre nuestras libertades. Así nos comportamos encogidos sobre nuestras vidas. Renunciamos a no soñar más que bajo los mandatos de dioses que nos dicen que son únicos e infalibles se llamen dinero, mercados o cualquier otro nombre con los que los han bautizado.

Por eso es tan importante viajar. Observar la diversidad fuera para darme cuenta de la que porto dentro. De derrocar a reyes, los que llevo con falsedad para que me den seguridades. De compartir recursos, de sentirme que soy solo un SER, más allá de formas, espiritual con una parte femenina que necesito. Me es imprescindible la tolerancia, el diálogo, la carencia de lucha, el compartir, la coherencia, la paciencia, la compasión, la actitud de servicio hacia todos los seres vivibles o invisibles… algo que a veces se resume en una gran palabra AMOR. Y todas esas fotos me hablan de ese recuerdo. De dulcificarme a través de colores, formas, expresiones que me traen las mujeres en un territorio, mi interior.

Por tanto gracias a que estén en mi corazón en forma de madres, amigas, compañeras, parejas, amantes. Son mi brújula permanente a que mi Hombre se oriente hacia otras tierras en las que pueda ser masculino con todo mi poder femenino.

Sin la colaboración entre las dos partes de mí seguiré siendo un cazador, un guerrero sin escrúpulos, un corrupto, un fanático religioso, un votante de ultraderechas, ultraizquierdas, socialistas o vete tú a saber qué otra denominación el marketing político inventa para ocultar más de lo mismo.

Honro por tanto con mis imágenes a las mujeres en mis terruños para olvidarme de neoliberalismos, mercados, corrupciones y salvajismos. Doy la bienvenida a engendrar formas diferentes en las que la regeneración empiece a nacer en mí. A que el perdón sobre todo lo que observo me embarace y llegue a nacer en el momento adecuado. A dar más de lo que recibo, a poner mucho de lo que he quitado en la naturaleza, en las plantas, en los animales sacrificados, en esta bola maravillosa, madre y mujer llamada Gaia.

Que así sea.

ENTRA EN LA EXPOSICIÓN

 

 

Un viaje interior

Posted on Actualizado enn

he tenido la suerte de poder colaborar en la realización de un artículo sobre “Un viaje interior”.

(c) Juan Peláez

La invitación vino por parte de Cristina Mañas, la directora y creadora de Viajaser. Es una gran viajera. Ha recorrido el Mundo en solitario durante más de tres años. Decidió poner al alcance de todas los que lo deseaban su experiencia de lo que significa “Un viaje Interior”.

Ha diseñado para 2020 viajes muy muy interesantes: Costa Rica, Irán, Perú, Costa Rica… Puedes visitar su página.

Ha sido un placer colaborar con ella en la realización de este trabajo.

Si quieres leer que significa Un viaje interior, y como puede cambiar tu manera de vivir y de viajar. Pincha en este link

UN VIAJE INTERIOR

(c) Juan Peláez

Viajar con el mismo idioma y diferentes realidades

Posted on Actualizado enn

Viajar con el mismo idioma y diversas realidadeserentes realidades es un post interesante de Viajaser. te animo a visitarlo.

Habla de compo nuestra realidad, nuestro mapa, puede ser muy diferente al de la persona que tenemos enfrente, incluso hablando “en teoría” el mismo idioma.

Una novela imprescindible de erotismo y aventura

Posted on Actualizado enn

¿Alguna vez has pensado por qué estás con una pareja determinada

Quizá la explicación vaya más allá de la atracción física, de la compaginación emocional. Tal vez haya que buscarla en un pacto realizado en otras vidas para que dos seres evolucionen en esta existencia: Las almas gemelas.

Un libro cargado de erotismo en el que se viaja por otras vidas a la búsqueda de explicaciones de lo que sucede en esta.

Ya tienes lectura para el fin de semana. Comparte tus opiniones conmigo: juan.pelaezescritor@gmail.com

Pincha en este link si te interesa: https://www.bubok.es/libros/190375/El-encuentro-inevitable

 

 

Alergias y PSYCH-K una vía de sanación

Posted on Actualizado enn

 La investigación ha con firmado la existencia de conexiones sistémicas entre factores psicológicos con la ansiedad, el estrés, la depresión y la hostilidad, con un gran número de desordenes físicos que incluyen infecciones menores, trastornos intestinales, herpes, respuestas reactivas, asma, artritis, condición cardíaca coronaria y cáncer”

Dr. Paul Martín.

The Healing Mind (The vital links Between Brain and Beahavior, Inmunity and Disease) Thomas Dune Books St. Madtin´s Griffin 1997.

 

¿Es posible curar las alergias?

Claro que si. En mi experiencia como facilitador de Psych-k lo he constatado en mi y en mis clientes en multitud de ocasiones.

Durante años había desarrollado una alergia al sol en la parte delantera de los antebrazos. Originaba que en cuanto me ponía una camiseta de manga corta me aparecía una erupción. En una sesión de Psych-k salud, en solo una sesión, despareció. Nunca más he vuelto a sentir ni picores, enrojecimientos ni ningún otro síntoma  de alergia al sol.

Parece magia ¿verdad? Una respuesta reactiva como toser, estornudar, ojos llorosos, picores, enrojecimientos de la piel, alergia a alimentos, a productos químicos, a animales, psoriasis… es, además de un proceso bioquímico, una expresión de la energía personal. Es otra manera en la cual manifestamos nuestra relación con la vida. Podemos tomar esta interrelación como algo pasivo, algo que nos sucede y que no podemos evitar o como una alerta, un aviso, una posibilidad de que nuestra existencia pueda ser distinta. La pregunta que es necesario plantearse ¿quiero que mi vida sea diferente? ¿Prefiero seguir con la limitación a pesar de todas las complicaciones que me da? Si la respuesta es, quiero cambiar, deseo que mi alergia, que mi condición, como preferimos llamarla los facilitadores de Psych-k, cambie, sigue leyendo.FullSizeRender_12

Muchas veces estas respuestas reactivas tienen relación con una persona. Asombroso. Durante la sesión es posible averiguar de quién se trata. Y por supuesto, lo más importante “sanar” esa interacción. Otras veces puede ser que tenga relación con algo que nos ha sucedido o una situación concreta, o con un mensaje que tiene que ver con la evolución del cliente. Todo esto es posible desvelarlo. Una vez averiguado, el trabajo es sencillo, se trata de desprogramar el cerebro para que no vuelva a darse la relación de estímulo respuesta y la condición desparezca.

El poder está dentro de cada uno de nosotros y el Psych-k  trata de devolver el poder personal al cliente. Como facilitador soy alguien que cree en el cambio de las personas. Soy como un óptico de la conciencia que ajusta las lentes para que cada uno pueda ver con más claridad.

El Psych-k es una de las técnicas que empleo en mis sesiones y funciona. La mala noticia, como decía uno de mis formadores es que funciona. Y eso implica un cambio y a veces ¿estamos dispuestos a cambiar? Hay algo que se denomina ganancia secundaria. Es decir, conseguimos algo gracias a que tenemos la enfermedad, la alergia, la depresión… Tuve una vez una clienta con depresión que cuando llegamos a un apartado de la sesión que evalúa la ganancia secundaria, es decir, lo que se obtiene a cambio de mantener el problema, me respondió:  “No, me he dado cuenta que no deseo cambiar. Si lo hago tendré que ocuparme de mis hijos, de mi marido y así son ellos los que tienen que estar pendientes de mi.” Todo ello gracias a su estado depresivo.

Lo mismo sucede con una alergia y con otros muchos aspectos de nuestra existencia. No cambiamos porque no deseamos hacerlo. Para llevar a cabo un cambio hay que tener valor y estar dispuesto a ganar mucho y a perder otros elementos que están presentes en nuestra vida: la ganancia secundaria. Que en cualquier caso nos encarcela y hace que nuestra vida este constreñida sin poder expandirse.

Tenemos unas creencias en las que nuestra personalidad se enraíza. Ella nos marcan como confiados o lo contrario en determinadas situaciones, como competentes o no, según los caos, marginados o miembros de un grupo, críticos, flexibles, amados, aceptados, protegidos… Y todas estas creencias, por supuesto, van a afectar a tu estado de ánimo, a cómo te relacionas, a cómo eres con los compañero de trabajo, con la pareja, con tus hijos… este conjunto de creencias  son un marco. Por tanto un límite. Lo interesante es conocerlo para poder ampliar nuestro campo de experiencia y en suma ser más felices.

¿Por qué sucede todo esto? De muchas partes de nuestra conciencia somos conscientes. Del noventa y cinco por ciento NO. Muchos nuestros comportamientos son una respuesta al piloto automático de nuestro subconsciente y suponen limitaciones. Así creamos nuestra realidad. Si cambias las creencias, de manera automática se varía tu realidad. Asi de sencillo. ¿Quieres cambiarla? Con el Psych-k podemos recablear el cerebro, conseguir mayor integración de todas las áreas cerebrales que tomar parte en los procesos de decisión, que configuran nuestras creencias, que nos hacen ser y actuar como somos.

Con el Psych-k nos comunicamos con la mente subconsciente en tan solo unos minutos y podemos llevar a cabo cambios a sombrosos. Uno de ellos es variar tu condición, ocuparte de tus respuestas reactivas, cambiar tu vida y ser más feliz.

Te sugiero que leas a Robert M- Williams, M.A., el creador del método Psych-k  autor de” La paz que falta en tu vida” y coautor con el Dr. Bruce Lipton de “la Biología de la Percepción”. También te dejo más abajo un video de Duccho Lucatti el formador de Psych-k Salud , que te permitirá ahondar más en todo lo que te he comentado.

Curarte es posible. Si así lo quieres. En muy, muy poco tiempo, a veces es una sola sesión. Es posible a través de Psych-k Salud. Si deseas más información no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Juan Peláez

Juan.pelaezescritor@gmail.com

Cuento de verano

Posted on

La victoria definitiva sobre el cenagoso

(c) Juan Peláez

Los dioses le habían borrado el habla. El grito no estuvo cuando vio la luz más allá de la frontera de su madre. Su risa nunca había sido escuchada por sus oídos. Papa no fue, mamá tampoco, lo que apareció primero en sus labios.

unnamed

Su silencio le había rodeado de ausencia las palabras. Un manto tejido de frases ausentes le había envuelto de bebé. Camisas y gruesos abrigos de párrafos sin voz le calentaron los inviernos. Siempre se vio sin canto. La suavidad de amor, ternura, flor, cielos y Luna jamás salieron deslizando por sus labios.

Sin embargo, el papel blanco de la noche negra, como aquella, le transmutaban. Eran las infinitas posibilidades por escribir. El sueñocamino le conducía a la gran puerta. La gran puerta se abría, se abrió. El gran portón quedó a su espalda y el reino apareció. En él, las letras eran flores. Cada una con un sonido que le azuzaba su deambular. Las recogía al paso. Las metía en su boca y al combinar sus sabores, la voz aparecía. La magia del lugar era la elección del sonido. Unas veces de vozarrón tormentoso, otras aflautada y suave… habitaba la que más le apetecía. Las baladas, rock, risas, gritos, discursos eran torbellinos de turbamulta. Le agitaban. Sacudían los placeres de su piel. Le obligaban a salivar ahíto de gustos sutiles. Unos sabían a luz lunar. Otras a aguas de remanso de arroyos retozones. Salados como rocas aruñadas por océanos. Embriagadores al expandirse en un aire deseoso de ser perfumado de rosa, almizcle y copal. Allí, allí la felicidad del poder sentir y expresarlo, del amor y gritarlo, del dolor y transformarlo en chillido y vibrato. Todo era taumaturgia.

Allende las flores, en la oscuridad, en lo profundo y húmedo y pantanoso y hediondo… el siseo. Cuerpo escudo, oscuro y baba. Arrastrado por barro y turba. La náusea era el olor de la criatura. El irarojofuego tintaba sus pupilas sin ojo ni párpados.

Desde que los tiempos se crearon para el hombre y este lo aceptó como reales, siempre había existido. Acechaba sin descansar, sin prisa, ni calor, ni temblores. Esperaba siempre, siempre. Un desliz en el camino del bosque mágico o el simple paso de los minutos eran su estrategia de caza. Las horas eran su veneno. Rezumaban del reloj de arena de segundos roca, filo, cuchillo y mazo las llevaba insertas en lugar de corazón. El ser asediaba siempre como cazador inmisericorde.

En el reino, el gran árbol. Él, al atravesar las puertas, se inclinaba, le pedía el premiso y el gigantesco vegetal le abría más caminos. En su papel de pastor de todas las palabras inventadas y por llegar, agitaba sus hojas. Cada una de ellas una frecuencia. Al juntarse le daba frases color geranio y aroma oro. Párrafos suaves, ronroneos y cálidos dedos que se metían en su garganta vivificada y risueña.

El chico feliz, declamaba mientras corría. Saltaba mientras amaba con sus decires a cielos, aguas y estrellas con forma de montañas que flotaban. Se reían junto con cascadas que provenían de nubes de olas suspendidas en los cielos de arcoíris bailarines. Aullaba con lobos grises. Barritaba con machos elefantes de caminar lento y apisonadora. Con los pájaros piaba, emitía graznidos con otros, silbaba con los más juguetones, glugluteaba, parpareaba. Grandes rebuznos con los asnos tercos a los que despistaba con el relincho, pifiar y resoplido de caballos cimarrones. Rebramaba con grandes ciervos en los claros del bosque. Asustaba a las cigueñas que huían crotorando. Cómo trisaba jugueteando con las golondrinas. Arruaba con los grandes tanques jabalíes. A los elegantes toros les engañaba con el mugir de vacas seductoras. A las cabras con el balido de ovejas y perros pastores que las azuzaban. Todos los animales pasaban por su garganta, tomaban vidavoz y danzaban. Sus cuerdas vocales creaban vida, realidades, deseos, universos y más alla.

En el pantano plagado de fatuos fuegos, observaba el sueño al completo. También al chico. Seguía con su olfato su deambular desenfadado entre flores, tornados, gorgoritos y carraspeos. Solo un movimiento en falso, un frio inesperado, el gruñir de un coche al otro lado de la ventana que daba a la calle y lo atraparía. Se alzaría de la ciénaga. Despertaría para despertarle. Haría ascender su tronco abriendo las alas de cartílagos pus, sangrantes y uña. Sus dientes carcomidos aparecerían de los labios retraídos. El olor, el tufo a enfermedad, medicamento, hospital y miedo serían su aliento antiguo, tanto como el origen de los segundos que guardaba. Como el terror de los hombres. Era tan asqueroso como el deambular caótico de infinitos gusanos por las pieles tersas de labios y manos. Erguido, poderoso. Capaz de transformar el averno en algo más terrible, cielo del mismo infierno. Tornaba los suelos en moco y vísceras. Su táctica, siempre igual cada noche, era desde lo alto aterrorizar al chico que se sorprendería. Siempre se sorprendía al encontrarse con el ser. Caería rápido sobre él. Mordería. Le iría profundo en la garganta con dolor, fuego y hielo.

Entonces el gran árbol siempre tendía sus ramas. Los brazos del chaval se extenderían hacia las hojas de sonidos. La distancia, la bestia la transformaba en infinita. Los dedos nunca alcanzaban los nudos del ser mágico para agarrarse.

La babosidad, del un tirón, lo llevaba al pantano. Lo despeñaba desde lo alto. Él caído en el fango miraría las fauces que rezumaban odio y tristeza. Y cuando por fin se fijase en sus pupilas vacías, la testuz de la monstruosidad caería sobre él. Pondría sus dedillos como finas redes ante su cara. Gritaría un no, otro no quiero irme del bosque y de repente… de nuevo el silencio.

La luz de una mañana, de otra jornada iluminaría su piel. Los pájaros tras la ventana traían aromas del día que se abría posados en sus alas. En aquella luz quedaría aparcado el terror de las noches que nunca sería expresado en palabras.

Aún asi esperaría la llegada de la nueva y dulce oscuridad. Llegaría el instante en que la puerta de la Luna se abriría para ir a pedir permiso al gran árbol. Obtendría el salvoconducto para su voz en la voz de la fraga. Expresaría de nuevo amor con tono amoroso, flor con aires florales, soles con frases de poder y fuego.

Luego enfrentaría al cenagoso, como cada noche. Siempre le vencería. Le despertaría sin piedad al mundo de la siguiente mañana mudo y solo.

Sabía, él estaba seguro, que un día la monstruosidad no podría con él. En la muerte, en la suya, el bosque cogería su alma. La posaría en el collado de aire y luz de una montaña inmensa y blanca. Y alli le dotaría de canto sonrisa y voz. Así sería, así será.

Con ese convencimiento enfrentó otro día y esperaría la noche donde en el mágico mundo su voz regresaría.

FullSizeRender(1)

Sesión de Yoga Nidra para la búsqueda de tus propios recursos en Madrid

Posted on Actualizado enn

YOGA NIDRA o sueño consciente

PON EN MARCHA TODOS TUS RECURSOS

11 de junio, jueves de 2015 en Madrid

CAMBIA PARA que todo cambie

 El Yoga Nidra es un instrumento poderoso de relajación y cambio personal. También gracias a él se puede actuar buscando y poniendo en marcha los recursos que tienes para conseguir lo que deseas. ¿Te apetece?185056_334625649966642_1872747632_n

El Nidra es compatible con cualquier estilo de yoga y desarrollo esencial. Ayuda en la evolución física, mental y espiritual de quien los practica.

Juan Peláez lo mezcla con avanzadas técnicas de PNL, lenguaje de Milton Erickson, psicología de procesos…

  • No tienes que realizar ninguna actividad física
  • No necesitas experiencia previa.
  • Si ya lo has practicado antes o eres un yogui o yoguini experto/a también te aportará elementos interesantes.

FACILITADOR: Juan Peláez es profesor, formador y facilitador en el área de la comunicación y el Yoga desde hace más de 25 años. Ha publicado 39 libros, entre ellos una guía sobre el Yoga Nidra. (www.bubok.com)

CALENDARIO: Día 11 de junio, jueves desde las 19.30 a las 21 horas.

DONDE: Centro Papillon, del Caminante del Sol y la Luna. C/ San Manuel, 5 28011 Madrid. Metro Casa de Campo. Autobuses: 39, 36, 33, 65.

Material personal: Ropa cómoda, tipo chándal o parecido. Una colchoneta (si es posible blandita), para aislarse del suelo. Algo para cubrirse, ya que durante el proceso de relajación la temperatura basal disminuye (manta o similar).

Colaboración: 15 EUROS. Imprescindible reserva por e-mail. juan.pelaezescritor@gmail.com Antes del día 9 de junio.

Informacion complementaria y recursos en Internet