Noticias importantes para el cambio. Lo que esconde la moda

Posted on Actualizado enn

Autor: Emilio José

TrabajoInfantil

A la pregunta de por qué razón Zara (Inditex) no trasladaba sus fábricas a España y dejaba de lucrarse con la explotación infantil en terceros países la réplica del directivo de Zara es:

“Los españoles son unos vagos que no quieren trabajar”.

Esta es la respuesta que recibió el activista pakistaní contra la esclavitud infantil, perseguido en su país y exiliado en Suecia, Ehsan Ullah Khan*.

No cuenta el directivo de Inditex que las prácticas generalizadas de ese “creador” de riqueza que es su “caritativo” jefe han reducido en un 90% la industria textil española, incapaz de competir con la mano de obra explotada de esos países a donde han trasladado sus fábricas las grandes transnacionales, porque allí luchar contra sus prácticas lleva implicito graves problemas contra la persona.

Es, tristemente, cierto para estos directivos del textil que los españoles puedan todavía permitirse ser “más vagos” que otros seres humanos sometidos a jornadas de trabajo agotadoras que se prolongan 16 horas al día, seis días a la semana – en el mejor de los casos – a razón de entre 9 y 13 céntimos la hora. Es una realidad contra la que luchan a diario con el objetivo de someter a la misma situación de dominación a todos los trabajadores del globo.

Los datos que maneja Ehsan Ullah Khan sobre las prácticas de Zara y otras grandes empresas textiles son desalentadores:

“El 100% de la producción de Zara en Asia es trabajo infantil… Comprar un niño en Pakistán es muy barato y una vez que lo has hecho, puedes hacer con él lo que quieras… Por eso siempre digo que no compren en empresas como Zara, Mango, Ikea o H&M, porque con el dinero que les entregas, ellos compran 5 esclavos más… Este es un gran problema político, social, económico y militar pero a ninguno de ellos les interesa cambiar el sistema”.

Roshni

A pesar de la gravedad que suponen estas prácticas siempre nos encontramos con humanitarios y progresistas defensores de ellas. Liberales y defensores de la industria nos cuentan siempre que sino estos niños estarían peor, morirían de hambre, vivirían en la extrema pobreza. Por tanto, si acabamos con estas prácticas las consecuencias van a ser mucho más graves para nuestros esclavos. Por sus cabezas regidas por el determinismo económico y el etnocentrismo cultural occidental no pasan acciones, mejoras y regulaciones para acabar con estas inmorales y deleznables conductas. Los niños sufren agresiones, vejaciones y torturas obligados a trabajar jornadas interminables. Tampoco que este trabajo hace desear a muchos niños – y mayores – la muerte e, incluso, a cometer suicidio. Ciertas morales son muy laxas y el crudo utilitarismo continúa bien presente. Kailash Satyarthi, también activista contra la explotación infantil y Premio Nobel de la Paz 2014, les invita a hacerse una reflexión:

“¿Enviarías a tus niños, tus hijas, tus hermanos, a trabajar en una mina? ¿Por qué es diferente si son los niños de otro?”

En el mundo, alrededor de 168 millones de niños y niñas trabajan en granjas, campos, fábricas, calles, casas y campos de batalla. Enfrentados al hambre, la enfermedad, la extenuación y la pobreza.

De ellos 85 millones lo hacen en condiciones extremadamente peligrosas e insalubres.

Hay 5 millones y medio de niños condenados a sufrir esclavitud.

Los niños representan el 26% de todas las víctimas que sufren el trabajo forzoso.

Los niños también representan el 21% de los seres humanos explotados sexualmente: obligados a prostituirse.

Un millón de niños trabajan en las minas de oro, diamantes o coltán para proveer a nuestras industrias de materias primas que se han vuelto indispensables para manterner nuestro estilo de vida, nuestro ocio y actos de ostentación.

Minero

Casi el 60% de los niños son empleados en la agricultura y el 32,3% se ven obligados a trabajar en la industria. En los servicios y el personal doméstico se emplea al 7% de los menores.

El trabajo infantil condena a los niños no sólo a carecer de libertad, sino también, a no tener infancia, a abandonar la escuela, a un deteriorado desarrollo físico y mental. Y a un futuro desalentador.

En la mayoría de los casos también priva a los niños de sus familias, que al no poder mantenerlos los venden o los dejan al cuidado de los patronos con el único fin de que los alimente.

Todavía hay datos para la esperanza: el trabajo infantil ha descendido en los últimos 15 años desde los 260 millones de niños donde se encontraba (si podemos fiarnos aún de las cifras dada la falta de transparencia que rodea a estas actividades).

El absentismo escolar también ha descendido de 130 a 58 millones de niños.

Y la esclavitud infantil ha caído desde los 8 millones de niños que había hace una década.

Pero estos progresos – que se pueden revertir en un corto espacio de tiempo – no han sido logrados gracias a nuestros actos consumistas sino a activistas de esos países que se han jugado la vida, que han tenido que exiliarse, sufrir torturas, palizas y muchos de ellos han sido asesinados por los proveedores de la moda y el comercio internacional.

RopaSangre

* Ehsan Ullah Khan fundador del Frente de Liberación del Trabajo Forzado y la Marcha Global para eliminar la esclavitud infantil.

** Las tres primeras fotografías son del informe de Save the Children “Rompamos las cadenas de la esclavitud infantil” (http://nubr.co/EokhhH) del gran fotoperiodista bangladesí GMB Akash: http://nubr.co/VAa14J

Vergüenza y película para el fin de semana que viene

Posted on Actualizado enn

Ojalá en España no volvamos a permitir que este tipo de personas tengan influencia sobre el sufrimiento de un pueblo. Me inspiran toda mi compasión.

Si quieres saber algo más sobre este tipo de personajes y sus estrategias de manipulación, mira la película:

Un candidato presidencial de Bolivia con serios problemas en las encuestas contrata los servicios de un equipo de gestión de élite estadounidense, encabezado por “Calamity” Jane Bodine (Bullock), una brillante estratega a pesar de sus profundos problemas. Está de retiro voluntario tras un escándalo que le dejó su apodo y la estremeció hasta la médula, y se ve forzada a entrar en acción para ganarle a su némesis profesional, el odioso Pat Candy (Thornton), quien está ayudando a la oposición. Pero a medida que Candy acaba con las debilidades —dentro y fuera de la campaña— Jane acaba en una crisis personal tan intensa como la que su equipo provoca en la nación para mejorar sus resultados. Un film dramático, trepidante y entrelazado de ironía, Our Brand is Crisis revela las maquinaciones cínicas y los enfrentamientos privados de los asesores políticos de primera categoría para quienes nada es sagrado y ganar es lo único importante.

Actores
Sandra Bullock Billy Bob Thornton Anthony Mackie Joaquim de Almeida Ann Dowd Scoot McNairy Zoe Kazan Louis Arcella Octavio Gómez Berríos Dominic Flores Reynaldo Pacheco
Director
David Gordon Green
Productores
George Clooney Grant Heslov
Escritor
Peter Straughan

Noticias importantes para el cambio. Poderosa herramienta para volver el cerebro más receptivo y aprender nuevos hábitos

Posted on Actualizado enn

El cuerpo humano está lleno de misterios y secretos. Podemos entenderlo como un mapa lleno de conexiones, no solo entre unos órganos y otros, sino con lo más profundo del ser. Por eso es posible, por ejemplo, interpretar señales del cuerpo de que algo no está bien en el alma, o tratar enfermedades y dolencias por medio de terapias como la acupuntura y la reflexología, que se basan en esas conexiones nerviosas y energéticas.

Siguiendo esos mismos principios, es posible también aprender a controlar el cuerpo para programar la mente. La técnica de liberación emocional, por ejemplo, utiliza el método del tapping, un leve golpeteo con los dedos sobre zonas de la cabeza y el pecho que se acompaña con afirmaciones positivas para curar traumas, fobias, depresión y dolencias físicas.

Otra técnica muy antigua que actualmente se está redescubriendo es la que consiste en dar pequeños golpecitos en la zona temporal para estimular el cerebro y dejarlo más perceptivo y abierto a aprender nuevas habilidades o reemplazar viejos hábitos.

¿Cómo hacerlo?

lóbulo temporal

La zona del lóbulo temporal es una parte del cerebro que se ubica aproximadamente detrás de la sien, y desempeña tareas visuales como el reconocimiento de caras o el desciframiento de información auditiva; pero también tiene un importante papel en la memoria declarativa (recuerdo consciente de hechos y eventos), la memoria a largo plazo y el proceso de consolidación del aprendizaje. De estas últimas tareas se encarga específicamente el lóbulo temporal medial.

Si estimulamos el lóbulo temporal, podemos ayudar a que nuestro cerebro esté más activo en esa zona y, en consecuencia, estemos más abiertos y permeables a aprender o modificar hábitos y actitudes. De esta manera, podemos cambiar nuestros sistemas de creencias, vencer temores, superar bloqueos emocionales y cambiar completamente la actitud hacia la vida, logrando atraer el bienestar y la prosperidad.

tapping zona temporal

Para comenzar a aplicar la técnica, hay que elegir una afirmación que se desea convertir en verdadera. Luego, formular la frase como si eso ya estuviera ocurriendo. Por ejemplo: “Mi vida está llena de amor”; “Vivo en paz y plenitud”;“Tengo una vida próspera y feliz”. También puede ser algo concreto como: “Disfruto cada día de una hora con mi familia”.

Es importante no formular en términos negativos, porque en el plano espiritual la negación funciona igual que la afirmación. Por ejemplo, no debemos decir:  “Vivo sin temor“, sino “Vivo con valor”. Es importante que la persona elabore su propia afirmación, que utilice sus propias palabras y que contenga sus valores.

Una vez que se ha identificado la afirmación que se desea aprender e incorporar, se procede al golpeteo. Hay que comenzar dando suaves golpecitos con los dedos en el lado derecho, delante del canal auditivo, y seguir hacia arriba, subiendo por el cuero cabelludo, rodeando la oreja hasta llegar al punto exactamente opuesto al que se comenzó. Se deben dar golpecitos con las yemas de los 4 dedos de la mano, para asegurarse de estimular todos los puntos. No se debe golpear muy fuerte, solo con firmeza.

Luego, se realizan tres repeticiones del golpeteo de cada lado de la cabeza, descansando media hora entre cada repetición, porque eso es lo que dura el efecto del tapping. Se pueden repetir varias afirmaciones cada vez.

Puede reiterarse el ejercicio varias veces al día; cuanto más se haga, más rápidamente se fijarán los nuevos conocimientos. Con ejercicios similares, se obtuvieron resultados muy exitosos, por ejemplo, tratando a los sobrevivientes del genocidio de Ruanda.

En 1994, tuvo lugar el Genocidio de Ruanda, el momento más terrible de la historia de ese país, y uno de los acontecimientos más crueles y dolorosos que hayan ocurrido en el mundo.

Hasta 1994, en Ruanda se distinguían dos estamentos dentro de la etnia banyuranda, a la que pertenece casi toda la población. La mayoría se conocía como hutu; y la minoría, como tutsi. Lo que ocurrió fue que los hutu, que ocupaban el gobierno, intentaron exterminar por completo a la población tutsi.

El gobierno hutu asesinó en 100 días a más de un millón de personas, es decir, a un 75% de la población tutsi. Muchos de los sobrevivientes fueron niños, que quedaron huérfanos y debieron hacerse cargo de sus hermanos menores, aun cuando ellos también habían sufrido heridas y violaciones, habían quedado sin padres y habían presenciado el horror.

Aunque el genocidio ocurrió hace ya 22 años, algunos de aquellos niños, que hoy son jóvenes de entre 22 y 30 años, continúan reviviendo recuerdos traumáticos y sufriendo una y otra vez el impacto de esas imágenes que quedaron guardadas en sus mentes y en sus almas. Mientras tanto, siguen luchando por conseguir alimento, cobijo y seguridad.

Cuando las víctimas de la guerra no tratan sus heridas emocionales, éstas siguen repercutiendo en su día a día, tal como lo hace una herida física. Por eso, necesitan contención, apoyo emocional, y que se investigue sobre nuevas maneras de ayudarlos a superar el distrés postraumático y otras secuelas psicológicas y emocionales de las situaciones que han vivido.

En esos contextos, la Técnica de liberación emocional ha demostrado ser efectiva para aliviar estas heridas emocionales. Desde 2007, esta técnica, conocida también como EFT, se aplica para trabajar con los sobrevivientes ruandeses; junto con la ayuda de Lori Leyden, autora del libro The Stress Management Handbook. La escritora no solo aceptó que su material se tradujera a la lengua ruandesa, sino que también viajó a trabajar personalmente con grupos de huérfanos, que en ese momento tenían entre 16 y 25 años.

Estos jóvenes continuaban viviendo en situación de extrema pobreza, con heridas físicas, enfermedades, recuerdos intrusivos, culpa por haber sobrevivido, depresión, ansiedad, miedo y desesperanza con respecto al futuro. El equipo se centró en trabajar con ellos, que habían pasado a ser jefes de familia, teniendo a cargo entre 1 y 6 hermanos pequeños.

En un año, el trabajo dio sus frutos. Los traumas individuales se redujeron un 37% en pocos meses y los brotes traumáticos en el orfanato cesaron en un 90%.

Lori rememora, entre sus experiencias, que se sorprendió cuando, en el primer día de terapia, preguntó al grupo qué deseaban sanar; y ellos respondieron que las heridas de las violaciones. Aunque para ella fue muy chocante encontrarse con que la primera necesidad era tan extrema, luego de una sola jornada de trabajo vio como algunos de ellos comenzaban a sentirse en paz.

La técnica de EFT, si bien se utiliza en situaciones extremas como ésta, es tan sencilla de aprender y de autoadministrar que puede utilizarse para tratar fobiasansiedaddepresión, el estrés causado por una situación traumática, duelos que no terminan de cerrarse, ataques de pánico o ataques de angustia sin explicación; y también, dolencias físicas que tienen su origen en heridas emocionales.

 

Noticias importantes para el cambio. Las personas positivas

Posted on Actualizado enn

Fuente: Damian NT

Siempre me han fascinando las personas que transmiten energía positiva, esa energía especial que les hace brillar, es decir que están en esos momentos de la vida, que es donde quieren estar, que son como quieren ser, que es su momento y lo transmiten a los demás en forma casi de estrella que te guía sin darte cuenta.
Hay personas especiales en el mundo que transmiten energía positiva, una energía especial que les hace brillar y que los demás perciben y aprecian porque les hace sentir bien y positivos. ¿Qué es lo que hacen las personas que realmente transmiten energía positiva?

1. Sonríen
Y no sonríen porque sea una forma de educación, sonríen porque no pueden evitarlo y prácticamente la sonrisa se les sale de la cara. Las “neuronas espejo” hacen que tendamos a reproducir a nivel mental lo que hace la persona que tenemos delante nosotros y, por lo tanto, cuando estemos con estas personas sonrientes también nosotros empezaremos a sonreír.200

2. Están donde han decidido estar en ese momento de la vida.
Hay estudios que afirman que la felicidad es proporcional a la sensación de control que tienes sobre tu vida, lo que quiere decir es que si has decidido tú estar ahí haciendo eso que quieres y donde quieres, aumenta tu felicidad exponencialmente.

3. Cuidan su cuerpo y su mente.
Uno de los grandes cambios de la humanidad en los últimos años ha sido el aumento de la esperanza de vida. Si vamos a vivir muchos años más, tenemos que aprender a poner “vida a los años”. Las personas que transmiten energía positiva generan gran cantidad de endorfinas a partir del ejercicio físico, se cuidan y desarrollan hábitos saludables . Cuerpo sano, mente sana.

4. Cuando tienen un problema saben relativizar.
Estas personas no se dejan sobrepasar por las situaciones complejas de la vida, tienden a mirar los problemas dentro de una perspectiva más amplia por lo que consiguen resolverlos más fácilmente y con menos carga emocional.

5. Se rodean de personas que, como ellos, transmiten energía positiva.
A estas personas las encuentras rodeadas de personas positivas y que les hacen crecer y sonreír.no-coracao

6. Mantienen su individualidad.
Se consideran importantes y dedican tiempo a ellos mismos y a sus necesidades. Aunque a veces para otras personas puede parecer un comportamiento egoísta es una de las necesidades que tenemos como seres humanos, el de ser seres independientes, individuales y ser reconocidos por ser especiales.

7. Dan alegría y amor a los demás.
Se preocupan por cuidar a su familia, buscando el equilibrio entre su individualidad y la conexión con los demás. Otra de las necesidades como seres humanos, según el famoso coach Anthony Robbins basado en los trabajo de Maslow, es la necesidad de conexión y amor. Por lo que aunque sean personas que en un momento de sus vidas puedan parecer independientes o solitarios buscan completarse a partir de dar amor a una pareja y cuidar a los demás.

8. Crecen constantemente.
Todo lo que no crece en la naturaleza ya sabemos como acaba: muere. A nivel mental, a nivel profesional, a nivel pareja, familia… hay muchas áreas para mejorar. Las personas que transmiten energía positiva se preocupan por crecer, por mejorar y para ello leen, hacen cursos, viven diferentes realidades, hablan con gente que les estimule y son aprendices toda su vida.

9. Aprovechan las oportunidades que les brinda la vida.
Son receptivos y la mayoría de las cosas que viven lo hacen como una oportunidad y con la apertura y flexibilidad para reconocer a las personas y a las oportunidades en su camino. No se dejan vencer por los obstáculos que hay en su camino, en vez de eso ven soluciones, oportunidades, se mantienen optimistas y disfrutan de todos los momentos que les da la vida.

source