Público

 

“El encuentro inevitable”

Desde el fondo de la cafetería del hotel donde quedamos con Juan Peláez, nos llamaron la atención sus ojos.  Despedían la pasión de la Córdoba sur, sol y pasión de la tierra de su padre. Contrastaba esa fueza con la tranquilidad que aparenta su cuerpo relajado fruto, quizá, de años como profesor de yoga.

Enfrente de él una taza de con infusión indistinguible. Un líquido que dio a la conversación el aroma y la calidez de la que saben rodearse los gandes cuentistas, los amantes de las conversaciones largas y con hondura.

-Este parece ser un encuentro inevitable entre dos periodistas. –sonreímos ambos– Ventisiete libros publicados, más de veinte premios literarios, periodista, fotógrafo  viajero, hombre embarcado siempre en aventuras y en la defensa de los más desfavorecidos mediante el trabajo social y la denuncia ¿Cómo se mezcla lo anterior en su novela recién aparecida?


glitter-graphics.com
El encuentro inevitable es sobre todo una explicación. ¿Nunca se ha preguntado por qué nos emparejamos con una persona determinada? Luis, el protagonista, busca entender las causas que todos nosotros intentamos hallar. Las razones de porqué nos unimos con ese hombre o mujer que se cruza en nuestras vidas. Pero más allá de la pura atraccíón física, que por supuesto existe, del entendimiento emocional o denominémoslo “eucuentro espiritual”, parece que hay razones mucho más profundas. En  esos “amores verdaderos “ a alguien que nos acompaña durante un trecho o toda nuestra existencia algunos lo han denominado “almas gemelas”. Almas que provenientes de otras existencias deciden buscarse para seguir evolucionando juntas. Es una posible explicación. En cualquier caso es muy bella.

Mi novela forma parte de una tetralogía que empecé a escribir hace unos ocho años. En ella procuré indagar reflexiono sobre las preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez en nuestra vida de relaciones ¿por qué llega el desamor? ¿cómo entender el mundo de nuestro compañero o compañera? ¿cómo mantener una pareja? Y esta reponde a ¿para qué nos encontrarnos con esa persona?

Con este planteamiento podríamos definir su obra como New Age o casi de autoayuda?

Con mis antecedentes como profesor de yoga y hombre interesado en la búsqueda espiritual o formador en temas de comunicación, podríamos. Pero quizá nos quedaríamos escasos. Reduciríamos mucho su horizonte. En la obra también hay aventura, viajes, denuncia… Los portagonistas van de Córdoba a Segovia, de Madrid a Delfos, pasan por Ucero, los castillos cátaros del sur de Francia, las cuevas de Lascaux, el Tokio medieval.

Cuando uno emprende una búsqueda nunca sabe que territorios ha de visitar. No sólo lugares, sino emociones, pasados y porvenires. En las  indagaciones del porque estoy contigo, cuando miro a una mujer a los ojos o es ella la que se introduce en las pupilas de su compañero, se penetra en un laberirnto. Si el deseo es sincero, los caminos aparecen y uno puede llegar a tiempos y situaciones que pueden parecer disparatadas. Eso les ocurre a los portagonistas. Van donde su destino les transborda. Y como cada viajero, nunca saben cuando van a regresar Es la diferencia con el turista, siempre conoce la fecha exacta de su regreso. Además, siempre que se emprende una travesía, de cualquier tipo, nunca se regresa al hogar de la misma manera. Cuando se inicia una indagación sobre uno mismo, sobre las causas de un encuentro, al volver, los puntos de vista han cambiado, las expereincias vividas, los datos hallados hacen que nuestro mapa de la realidad cambie. Cuando cambiamos, todo a nuestro alrededor se modifica  sin que podamos evitarlo. Por eso muchas veces los grandes maestros han preguntado con insistencia ¿deseas hallarte? ¿Quieres de corazón  encontrar? Porque todo es diferente cuando se halla una respuesta. Nuestras relaciones con el otro, con la pareja, con la familia, con nosotros mismos se alteran. Eso ocurre al leer un libro. Nunca se es el mismo al terminarlo. Hay relfexiones, se han visitado lugares imaginarios, se ha conocido otras maneras de sentir… ¿eso no nos cambia? Es la magia de la literatura. Nunca un lector el es mismo al terminar de leer una obra. Las novelas son un viaje. Y además cada libro llega al lector en el momento preciso. Esa es la magia. La vida siempre nos facilita todo lo que necesitamos en cada momento.

-Viajes, aventuras… ¿amor quizá?

Claro –Y sonríe con amplitud-, el amor es el diamente alrededor del cual giramos. Pero el amor que existe en esta novela no es la emoción timorata de dos seres que se  deslumbran en los primeros meses. Es la búsqueda de unas razones de mucho más calado, de la esencia misma del ser humano.

Vivimos en una cultura en la que nos enseñan desde pequeños  que primero debemos  amar a los demás, dar todo al otro y nunca primero a nosotros mismos. Mi experiencia me ha llevado a lo contrario. No puedo dar nada que no posea. No puedo amar si no me amo. No puedo ser generoso si no lo soy conmigo o compasivo. En esta novela el amor es el motor que genera el movimiento, la búsqueda, los viajes dentro y fuera de los protagonistas. Su sentimiento profundo les lleva a indagar alla donde fuera necesario y a veces las habitaciones de nuestros pasados no son fáciles de visitar. La mujer debe llegar hasta tiempos y personas que no le son gratas, en las que las experiencias, incluso sexuales, son devastadoras si no llegan a asimilarse, comprenderse y perdonarse.

– RD mantiene que es la recuperación de las novelas de los sentidos ¿Qué papel juega en la novela la sensualidad, incluso el erotismo?

Sus ojos acarician los míos con una sonrisa agradable. Y desde ella me responde.

Provengo del sur donde los soles, el color, los aromas, el tacto de las sábanas tendidas a la luz del mediodía, las humedades de las siestas, el azahar en cascada sobre mi cuerpo… han presidido mi existencia. Tengo los atardeceres y salidas del Sol mediterráneo calvados en mi recuerdo… ¿Qué es el erotismo sino el disfrutar de la intensidad de nuestros sentidos?


glitter-graphics.com
En mi novela existe erotismo porque está en la existencia, al menos en la mía. ¿No siente ahora mismo la punta de los dedos, el pliegue de las pieles y su perfume, las formas de curvas y el deslizar de los ojos por ellas…? No puedo sustraerme a ello. Intento ser un escritor coherente y no podría serlo si en mis obras obviase los juegos de los sentidos. Mucha más, si relato la relaciones entre una pareja. ¿Puede concebirse sin el juego de los cuerpos, los sabores, el deleite de los dedos, de las energías que fluyen en los encuetro íntimos? No sabría cómo hacerlo de otra manera. Mis palabras no serían fieles a mi manera de comprender la existencia.

Mientras encargamos al camarero que nos permita disfrutar de otras bebidas para continuar la conversación, aprovecho para reorganizar mis preguntas. En lo relatado por este periodistas se pueden adivinar sus más de sesenta paises visitados, su amor por todo aquellos que conlleva la aventura. Ha escaldo en muchas montañas del planeta. Ha pilotado e parapentes, esquiado, atravesado en camello desiertos, bajado ríos, practicado multitud de deportes… estoy ante un aventurero lleno de pasión que , sin embargo, no se percibe en una primera aproximación. Sus maneras cuidadas, la elegancia de sus palabras y gestos procuran hacer que me sienta comodo(a) entrevistando. Tal vez porque él, como periodista, ha estado también  al otro lado del micrófono en la radio, la prensa y la televisión. Sabe lo agradable que es dar facilidades a los trabajadores del periodismo. Es, sin duda un agradable compañero, más que un entrevistado.

-Ahora publica en el Sur, en Sevilla ¿por alguna razón especial?

Mi padre era de Córdoba. Tras su muerte me he quedado enganchado a estas tierras a través de relaciones familiares con mutlitud de primos en Sevilla. ¿Cómo no buscar estas tierras para pubicar? Por parte de mi madre provengo de las tierras salvajes y montañosas de Gredos, de Ávila. Buena mezcla. Pasión del sur y determinación de los roquedales de la Cordillera Central.

Uno de mis sueños era ser pubicado en Andalucía, poder impregnar la obra de la luz de estas tierras. Porque “El encuentro inevitable “ es una novela llena del sur, de sus sugerencias, de sus descubrimeintos en las sombras duras que proyectan los soles de atardecida, de los mundos que se disfrutan al canto de sus gentes…Rd se cruzó en mi camino y quizá “como almas gemelas “ hemos emprendido esta aventura de editar jutntos mi novela.

–         ¿En qué proyectos se ecuentra embarcado?

Por el momento en este. Es muy grande. Sobre todo porque con todos estos asuntos de presentaciones, entrevistas… Y demás tengo un gran trabajo por delante. He de ser muy cuidadoso. Siempre he mantenido que cuando me bajo de un estrado después de impartir un curso, una conferencia, una mesa redonda o cualqueir otro acto público, debo hacer un esfuerzo porque Juan Peláez siga siendo el mismo y su ego no se desborde. Es muy fácil creerse por encima de los demás. Sobre todo cuando la vida te da la oportunidad de tener audiciencias. Sino que se lo pregunten a los políticos que tenemos. Así que tengo una gran labor paralela que realizar con esta obra. Quiero compartirla con todo el placer del mundo con los lectores pero no permitir qu eso sea un hecho que me eleve a una posición lejana de las personas o de quienes me conocen.

Por otro lado me encantaría que quizá en la próxima temporada, pudiésemos ofrecer a los lectores otra de las novelas que forman esta cuatrilogía de la que he estado hablando. Lo que no se comparte se pierde. Por eso deseo que mis escritos vean la luz y los lectores puedan deleitarse con mis reflexiones, aventuras… Mi manera de escribir es sobre todo para que quienes se adentren en la páginas disfruten tanto como yo lo he hecho cuando escribo. Que me acompañen, que fluyan, que se diviertan. Luego el que le guste o no es otro tema, pero que al menos no hayan dado bostezos durante la lectura y quieran ir a mi lado hasta el final.

También estoy terminando dos novelas para adolescentes, relacionadas con la conservación del planeta y la tolerancia, la cooperación, el diálogo y la sensibilización contra la  corrupción y la violencia, esa violencia que es el arma que con más facilidad se maneja en los tiempos que corren.

“Los cinco evangelistas”

Juan Peláez un escritor de aventuras y viajes interiores. Para subir lo primero es bajar ¿No le parece una frase sorprendente, provocadora para comenzar una novela ambientada en la montaña?

Esta novela es aventura en estado puro. Conlleva una provocación para que el lector se atreva a seguir a los personajes en el viaje su escalada, para que les acompañe en los descubrimientos sorprendentes que cada uno va a realizar a lo largo de la historia.
Como novela de aventuras y de “iniciación” literaria, los protagonistas deberán ascender por una ruta hacia la cima. Para conseguirla, antes será necesario que desciendan a los valles de la humildad. Cuanto más se quiere ascender más se ha de reflexionar sobre la vía elegida. Eso conlleva aceptarse a uno mismo con sus bondades y límites.
En el relato he intentado cuestionarme las maneras de alcanzar una cima, una meta. También sobre la forma de transmitir la experiencia de la escalada o de la vida transcurrida. He procurado emplear un lenguaje rápido, visual, periodístico, con una trama sólida y de personajes verosímiles.
No he pretendido escribir una novela sólo para montañeros y escaladores. Este libro no tienen un perfil profesional, de edad o deportivo determinado. Puede ser leído y disfrutado por cualquier persona. Comparto la idea de Barrabés de aportar al panorama editorial textos que estén enmarcados en la montaña pero con una buena calidad literaria.
Además en un mundo de aventura, escalada que parece reservado a los hombres, la mujer. en mi novela va a tener un papel fundamental. Los lectores se vana sorprender con ello.

¿Cómo surge a un escritor la idea de desarrollar un libro ambientado en la montaña y en la escalada?

 Los motivos básicos de un escritor para lanzarse a una historia son simples. Se escribe pararesponder a una cuestión que preocupa y por pasión. Si me pudiera clasificar soy un escritor de aventuras interiores. Porque las exteriores son únicamente un espejismo de las anteriores.Practico el montañismo, la escalada, el esquí, el descenso de cañones… desde hace más de treinta años. La primera noche que pasé bajo las estrellas, cuando tenía trece años, me sobrecogí de belleza. Desde entonces no he podido evitar volver vez tras vez a sentir aquella manta del cielo rodeado de nieves, bosques y montañas.Tengo alma de buscador, por tanto de viajero. Las montañas siempre me han desvelado indicios que me han ayudado en mi camino personal. 
Por otro lado me preocupa mucho cómo se lleva a cabo el proceso que denominan globalización. Se crean nuevas generaciones de personas egoístas, sin memoria histórica para quienes la meta es lo importante, no el cómo, cuándo y con quién conseguirla
En mis intervenciones en distintos foros intento reflexionar sobre las nuevas formas de entender la sociedad.
La montaña es el hermanamiento ideal para esta inquietud y la pasión.
Además, cuando uno está escalando las caretas se caen. Escalar es colocar a alguien en borde. En los límites de la existencia es cuando mejor se conoce a los seres humanos. Bromeo con algunos amigos psicólogos. En vez de tantos test, llevar a vuestro clientes a escalar ya veréis que pronto desveláis todos sus secretos.

En su respuesta anterior ha hablado de viajero, de buscador. ¿Qué importancia ha tenido el viaje en su vida y por lo tanto en esta novela?

 

Efectivamente, cualquier novela es simplemente vida. Todos somos viajeros. Cabalgamos en un vehículo llamado Tierra que se desplaza a miles de kilómetros por hora. Vamos del nacimiento a un límite vital que todos debemos traspasar. El viaje como cualquier escalada, es atravesar fronteras, limitaciones, vallas, miedos, inseguridades, celos… Soy, como todos, un viajero. Quizá la diferencia con quienes se creen anclados a un lugar, a una ideología, es que soy conciente que el movimiento es lo único que permanece inmutable en nuestra existencia.
También mi trabajo de otros tiempos como corresponsal me ha permitido visitar cincuenta y tres países. Mi pasión por la belleza ha acelerado el proceso. He querido conocer lugares excepcionales como las Rocosas Canadienses, el Himalaya Indio o Nepalí, la Cordillera Blanca, Patagonia, los Alpes Neozelandeses, el Sáhara o las joyas europeas, los Dolomitas, los Tatra, los Alpes, sin olvidar las maravillas caseras, Picos de Europa, Pirineos o Sierra Nevada.
Acepto con humildad y por tanto, respeto, el estado de viaje permanente. Él me permite además conocer personas excepcionales. Ellas me han aportado los principales puntos de referencia de mi vida.

¿Cuánto tiempo hace que escribe?

He tenido mucha suerte. Nací en una familia relacionada con las ediciones. Mi padre también escritor y periodista me motivó desde que era muy chico a escribir. Realizábamos juntos pequeños cuentos ilustrados con cromos o recortes de revista. Al fallecer, mi madre siguió apoyando mi deseo de crear. Me decanté al final por el periodismo. He hecho radio, prensa, televisión y he colaborado con artículos y reportajes en diversas revistas nacionales y extranjeras.
Mi primera novela reposa en un cajón desde hace veinte años. Un texto naif que ahora me produce una sonrisa respetuosa hacia quien trataba de aprender a mezclar los colores de las palabras.
Luego surgieron libros y trabajos para editoriales. Creo que son ya más de veinte publicados y también veinte los premios recibidos por relatos y fotografías.

En febrero de 2005 apareció otra de mis novelas traducidas al polaco. Trata de manera irónica sobre el poder y la corrupción. No se pudo publicar en España hasta 2006. Apareció con el título “El pinar del alcalde”. En él analizo de manera irónica las implicaciones entre partidos políticos, asociaciones, constructores, asociaciones de todo pelaje, el acoso laboral… Algo de moda en muchísimos ayuntamientos de España. Este gran análisis que requiere la escritura de un libro me hizo recapacitar mucho sobre la pandemia que sufrimos en España sobre la corrupción, que no es otra cosa que hacer algo a conciencia malo a las personas que nos rodean.

En el 2007 tuve la fortuna de asistir a la salida de otros dos de mis libros “El viaje de leo” y “El segundo viaje de Leo”. Ambos son una bocanada de aire fresco y un canto a la esperanza.

A finales del 2007 y primeros de 2008 apareció, la primera traducción de “El viaje de Leo” al catalán “El viatge d´en Leo”. Conforma un proyecto precioso de poder regalar mis cuentos a los niños que se encuentran hospitalizados. Fue llevado a cabo con el apoyo del Colegio de Farmacéuticos de Tarragona y la multinacional Pficer y la Mutua AMA.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

He terminado una cuatrilogía en la que he trabajado siete años. Está compuesta por novelas en las que se mezcla el erotismo con el intento de encontrar respuesta a cuestiones básicas que a todos nos han rondado ¿por qué llega el desamor?, ¿qué hacer para no perder a la persona amada?, ¿cómo amar a quien se ama?, ¿qué nos lleva a emparejarnos con un ser especial para nosotros? Cada una de ellas está basada en una historia que sucede en una ciudad Madrid, París, Varsovia…

¿A dónde dirige sus pasos el viajero Juan Peláez?

Tengo pendientes dos viajes.
Uno interno que intento llevar a cabo cada día con esos desplazamientos que permite el yoga que practico desde hacer años. Me interesan mucho las distintas religiones y las diferentes vías de espiritualidad que la Humanidad ha propuesto a lo largo de su historia.
El otro es hacia dos montañas. Qué le vamos a hacer. Ya he avisado que es mi pasión. Deseo ver el Alpamayo y acercarme al monte Kaishlas en el Tibet.
También deseo seguir contando con la sensibilidad necesaria para no permitir y denunciar las guerras injustas, los acosos sexuales y laborales tan de moda en nuestros en nuestras administraciones públicas y empresas privadas, con la insensibilidad de jueces , partidos, sindicatos y empresarios que miran para otro lado, la pobreza, la injusticia y la corrupción que tanto tenemos que sufrir en el Mundo y en nuestro país.
Por necesidad y placer, quiero permitir que el interés por la escritura de nuevos libros me dure muchos años junto a quienes quiero y mis lectores. Soy escritor y viajero. No puedo, ni deseo evitar la pasión que me producen esas dos maneras de ser.

Otras referencias en revistas y páginas web:

Revista Fusión. Artículo sobre “El viaje de Leo”.
Instituto Cervantes. Noticias sobre la aparición de “El viaje de Leo” y “El Pinar del alcalde”.
Central del Libro. “El viaje de Leo”.
Canarias ahora: Entrevista sobre “El pinar del alcalde”.
Escuela de escritores. “El Pinar del alcalde”.
Revista Fusión. Artículo sobre la corrupción en los ayuntamientos.


Muchas gracias.Thanks so much. Merci.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s