merece la pena

Nuevo libro de Juan Peláez. Sonreír en el Hospital

Posted on

En enero aparecerá la nueva obra del escritor Juan Peláez sonreír en el hospital.

Con este libro, el autor trata de poner un punto de ilusión, de alegría, de esperanza en la vida de todos aquellos que tienen que pasar por un hospital. anima a los que tienen que acompañar a los ingresados, a los médicos, enfermeras, auxiliares, celadores, cocineros, farmacéuticos, personal de la limpieza. En los tiempos que corren de desmantelamiento sistemático  de lo público y empeoramiento intencionado de los servicios sanitarios, es una bocana de esperanza.

Será publicado en papel y en formato electrónico.

Sonreir en el hospital

Sonreír en los hospitales

Tras muchos años de ardua investigación y después de haber visto en la tele los anuncios de las emp

resas aseguradoras, he llegado a la conclusión de que todo el mundo pasa en algún momento de su vida por un hospital. Y como no hay mejor medicina que la  preventiva, creo que usted debe estar preparado para ello. A lo largo de “Sonreír en los hospitales” vamos a entrenarle para que se lo pase lo mejor posible.

Estas páginas conocerá los diferentes tipos de ingreso, los nombres de los medicamentos y la jerga hospitalaria, qué ocurrirá si va a tener un hijo, cómo promocionarse para atraer a las visitas con las que le apetece compartir la experiencia hospitalaria o alejar a los que son “densos y pegajosos”…

Así como qué tipo de enfermo es y cómo se adaptará durante su estancia. En definitiva, aprenderá

 todo lo que necesita para vivir cómodamente en un hospital.

Seguramente los médicos, personal de enfermería, celadores, porteros, personal de limpieza… se verán reflejados en estas páginas.

Le advertimos que leer este libro crea adicción. Aún está a tiempo de no hacerlo. En caso contrario, no seré responsables de las consecuencias que pueda acarrearle.

Sepa que es imposible dejarlo y… entonces comenzarán los problemas con su mujer porque nunca l

a saca de paseo, con su marido porque le tiene abandonado y no le dice palabras cariñosas; con sus hijos porque los encerrará en sus habitaciones para que no armen follón… Perderá a sus amigos, a sus ligues y ¡por supuesto! a su suegra que le tachará de pervertido al preferir estas páginas a su encantadora hija.

No se asuste. También le reportará una serie de beneficios. Va a superar el miedo que le tiene a

 los hospitales y recuperar el buen humor perdido.

Por último, nuestra mejor palabra de aliento para todos los que están ingresados en un ho

spital, sus familiares y los profesionales que los cuidan.

N°.  de páginas: 232
Tamaño: 210×297
Interior: Blanco y negro
Maquetación: Pegado
Acabado portada: Brillo
ISBN Acabado en rústica: 978-84-938403-4-1

P.V.P. 16 euros en papel, 3 euros en formato electróncico.

Se puede descargar en este enlace de  Bubok

644175_487439867972100_1334726586_n

 

Anuncios

Un bello poema sobre el agradecimiento

Posted on Actualizado enn

Un bello poema de agradecimiento para la vida de hoy que merece la pena publicar:156203_1392869116745_5571217_n

Gracias,
gracias por aparecer en mi vida,
gracias por buscarme,
gracias por darme la mano,
gracias por tenerme paciencia,
gracias por ayudarme a abrir mi corazón, mi alma y mi ser a aquello que va más allá de mi entendimiento,
gracias por hacerme sentir guapa, bella, deseada, mujer,
gracias por co-crear conmigo,
gracias por nuestra burbuja dorada,
gracias por penetrarme hasta las entrañas,
gracias por mostrarme mis alas,
gracias por envolverme en las tuyas,
gracias por estar ahí,
gracias por ser.

164938_543787905669906_683723288_n
gracias por existir

Noticias importantes para el cambio. Medicina de la naturaleza

Posted on Actualizado enn

Algo que merece la pena .

Eva Julián es  música, compositora, etnomusicóloga e investigadora en bioacústica sobre la incidencia del sonido en la calidad de vida de los seres vivos. Especialista en el diseño de ambientaciones sonoras terapéuticas.
Asesora y colabora con terapeutas y centros médicos en el diseño y aplicación de sonido terapéutico personalizado para personas en procesos vitales, hospitales y para colectivos con necesidades especificas.

La “Medicina” de la Naturaleza

Una nueva “medicina” vibratoria emerge de bosques, valles, ríos y mares para ayudarnos a sintonizar y unificar nuestros estados de conciencia con el de la naturaleza.

La amalgama de frecuencias sonoras que emiten los ecosistemas terrestres tiene la capacidad de reconducir nuestros estados emocionales dolorosos a un estado de auto equilibrio e incrementar nuestros niveles de vitalidad.

Conferencia de Eva Julián.

A continuación presento un breve resumen de la conferencia que de Eva Julián sobre la importancia del sonido.

Cada uno de nosotros emitimos en una frecuencia única. Es la suma de las vibraciones de cada una de nuestras células.

Todo lo que vibra suena.

Nuestro pensamiento emite un campo de onda.

Si miramos con el corazón podremos sentir un campo sonoro. Es una capacidad innata. Es escuchar con la piel y con el campo periférico.

Además, cada chacra vibra con una frecuencia. Estamos conectados con la frecuencia vibratoria dela Tierra.Inclusose habla ya de un décimo chacra enterrado en la tierra y en el que hemos de pensar cuando nos consideramos una unidad con ella.

La frecuencia Shumann es de 7,83 Hz. El hipotálamo de nuestro cerebro y el de todos los mamíferos marinos vibra a esa frecuencia. Si la Tierradejase de emitirlo nos debilitaríamos. Prueba de ello es cuando realizamos viajes en avión. Esas circunstancia no se siente le pulso y llegamos fatigados. Lo mismo ocurrió en los primeros viajes espaciales. Los astronautas empezaban a mostrar signos de cansancio, pérdidas de sueño, problemas con la presión sanguínea… al tercer día de su viaje. Tengamos en cuenta que el hipotálamo rige la temperatura corporal, el sistema inmunológico, tiene influencia en el sistema muscular…

Para entender los procesos sonoros tenemos que conocer la ley de la resonancia. Todo cuerpo tiene una frecuencia nativa y sólo por existir atrae en la misma frecuencia. Al entrar en contacto con otro cuerpo, el campo se amplia y al final se vuelve uno solo.

Además, el sonido tiene la capacidad de transportar los estados de conciencia y las emociones. Porque es una vibración en ultrasonidos que viaja y se llama gamma.

Somos sonido, música. En estos últimos años la Resonancia Schumann emite variaciones. A veces sube a 14,1 Hz. Esto implica que a veces tengamos la sensación de star cansados, con sueño. Pero también, al estar impulsando la glándula pineal, se producen efectos curiosos como sanaciones aceleradas. Incluso esta resonancia tiene picos de 20,3 Hz.

Por otro lado el sonido del campo magnético terrestre es de 1,01 Hz. Se está debilitando en estos últimos años. Este pulso se alimenta de los sentimientos positivos del corazón. Cuando hay una gran catástrofe, los Tsunamis, la caída de las Torres gemelas, el campo magnético aumenta en sus dimensiones porque miles de corazones del mundo, por compasión, empiezan a entrar en la frecuencia de 1,01 Hz y la resonancia hace que se potencie el campo creado.

Dan Winter tiene un portal que cita a las personas cada jueves para generar esa frecuencia de 1,01 Hz y sanar el campo magnético de la tierra.

¿Qué ocurre en la naturaleza?

Los efectos del sonido en la naturaleza son muy interesantes. Cuando por causa de la contaminación acústica los pájaros se marchan, las floraciones se resienten. Cuando ocurre lo mismo con los anfibios cesan las lluvias.

La naturaleza crea un campo vibratorio: vientos, aguas, estructuras geológicas…

Al entrar en ella con nuestro campo vibratorio ocurre un fenómeno curioso. El,a de alguna manera observa nuestra vibración. Y trata de que entremos en resonancia con su frecuencia. Por lo tanto sana, equilibra las carencias que tengamos. Todo ello sin tocarnos, a distancia. Intenta devolvernos la frecuencia natural.

Por ejemplo, cuando las selvas tienen un desequilibrio, incendios, plagas, cortas de árboles los chamanes intentan emitir sonidos especiales para devolverle el equilibrio.

En los amaneceres los pájaros cantan entre 5000 y 15000 Hz. Esto alimenta las neuronas del cerebro y devuelve las ganas de trabajar y activarse. Si una grabación, no alterada por medios técnicos, se coloca en un lugar de trabajo eso hace que se cambie el humor. Bastan sólo 10 minutos y no hace falta estar atento. Funciona sólo por estar en presencia del campo emisor.

Por lar tardes las frecuencias son diferentes. Están sobre los 10.000 Hz. Con esto sonidos se pueden curar incluso dolores de cabeza. Da claridad mental, devuelve las ganas de vivir, induce a un sueño de mejor calidad.

Por la noche se necesita una gama de frecuencias que reordene todas nuestras energías. Pero no todas las noches son iguales. Por ejemplo en primavera son mucho más activas. Dan lugar a más creatividad, noches más parlanchinas, inducen a la solución de conflictos…

El agua en la  naturaleza está asociada al sonido de las emociones.

Por ejemplo los ríos de medio caudal afectan al chacra del plexo solar. Los flujos de agua que pasan por gargantas al primer chacra, al ayo soy. Los mares en tormentas no son aconsejables en periodos de melancolía o tristeza porque dan frialdad. Si paseamos en ese estado al lado del mar nos sentiremos muy debilitados. En cambio si nos encontramos inmersos en un estado de ira, es ideal porque la dejara fluir y la enfriará.

Por o tanto todo suena, porque todo está en movimiento. Cada uno de nosotros somos una canción única.